¿Que Significa que Tengo Demasiado Líquido Amniótico?

mayo 6, 2009 por  
Archivado Bajo Enfermedades durante el embarazo

¿Qué es el líquido amniótico?

El líquido amniótico es un componente importante del embarazo y el desarrollo fetal. Este líquido acuoso se encuentra dentro de la membrana amniótica (o bolsa) y circunda al feto durante toda la gestación. Las cantidades normales pueden variar, pero, generalmente, las mujeres transportan en el útero aproximadamente 500 ml de líquido amniótico. El líquido amniótico ayuda a proteger y amortiguar al feto y es de vital importancia para el desarrollo de diversos órganos fetales, incluyendo los pulmones, los riñones y el tracto gastrointestinal. Los pulmones y los riñones del feto producen el líquido. Al tragarlo, el feto lo envía al sistema circulatorio de la madre a través de la placenta. Los problemas relacionados con el líquido amniótico se presentan en aproximadamente el 7 por ciento de los embarazos. Cantidades insuficientes o excesivas de líquido amniótico están ligadas a anormalidades en el desarrollo y complicaciones del embarazo. Las diferencias en la cantidad del líquido pueden ser la causa o la consecuencia del problema.

¿Qué es el hidramnio?

El hidramnio es un trastorno en el que la cantidad de líquido amniótico que circunda al feto es excesiva. Se presenta aproximadamente entre el 3 y el 4 por ciento de todos los embarazos. También se denomina polihidramnio.
¿Cuáles son las causas del hidramnio?

Existen varias causas del hidramnio. Generalmente, se debe a una producción excesiva de líquido o a la existencia de un problema con el líquido absorbido, o ambos. Los factores relacionados con el hidramnio incluyen los siguientes:

    * Factores maternos:

          o Diabetes

    * Factores fetales:

          o Anormalidades gastrointestinales que obstruyen el paso del líquido

          o Deglución anormal ocasionada por problemas del sistema nervioso central o anormalidades cromosómicas

          o Síndrome transfusional gemelo-gemelo

          o Insuficiencia cardíaca

          o Infección congénita (adquirida durante el embarazo)

¿Por qué el hidramnio es un problema?

La cantidad excesiva de líquido amniótico puede hacer que el útero de la madre se distienda demasiado y esto puede ocasionar un trabajo de parto prematuro o la ruptura prematura de las membranas (del saco amniótico). El hidramnio también está asociado con los defectos congénitos del feto. Cuando se rompe el saco amniótico, las grandes cantidades de líquido provenientes del útero pueden aumentar el riesgo de desprendimiento de la placenta (separación prematura de la placenta ) o de prolapso del cordón umbilical (cuando el cordón atraviesa el cuello uterino), lo que puede ocasionar su compresión.
¿Cuáles son los síntomas del hidramnio?

A continuación, se enumeran los síntomas más frecuentes del hidramnio. Sin embargo, cada mujer puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

    * Crecimiento acelerado del útero
    * Molestias en el abdomen
    * Contracciones uterinas

Los síntomas del hidramnio pueden parecerse a los de otros trastornos médicos. Consulte siempre a su médico para el diagnóstico.
¿Cómo se diagnostica el hidramnio?

Además del examen físico y los antecedentes médicos completos, el hidramnio generalmente se diagnostica con un ultrasonido mediante la cual se miden las bolsas de líquido para calcular el volumen total. En algunos casos, la ecografía también resulta de utilidad para detectar una causa del hidramnio, tal como un embarazo múltiple o un defecto congénito.

Tratamiento del hidramnio:

El tratamiento específico del hidramnio será determinado por su médico acorde con:

    * Su embarazo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos
    * Qué tan avanzado está el trastorno
    * Su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias
    * Las expectativas para la evolución del trastorno
    * Su opinión o preferencia

El tratamiento del hidramnio puede incluir:

    * Monitoreo riguroso de la cantidad de líquido amniótico y consultas de seguimiento frecuentes con su médico

    * Medicamentos (para reducir la producción de orina del feto)

    * Amniorreducción – amniocentesis (inserción de una aguja a través del útero y dentro del saco amniótico) para extraer parte del líquido amniótico; puede ser necesario repetir este procedimiento.

    * Parto (si las complicaciones ponen en peligro el bienestar del feto o de la madre, es posible que sea necesario un parto prematuro)

El objetivo del tratamiento es aliviar las molestias de la madre y continuar con el embarazo.

¿Es normal el tamaño de mi Bebe?

marzo 12, 2009 por  
Archivado Bajo Enfermedades durante el embarazo

¿Qué es el retardo del crecimiento intrauterino (RCIU)?

El retardo del crecimiento intrauterino (RCIU) describe un trastorno en el que el feto tiene un tamaño menor que el previsto para la cantidad de semanas de gestación. Otro término con el que se conoce al RCIU es retardo del crecimiento fetal.

Un feto con RCIU suele tener un peso fetal menor considerandose que pesa menos que el 90 por ciento de los fetos que tienen la misma edad gestacional. Un feto con RCIU también puede nacer a término (después de las 37 semanas de gestación) o prematuramente (antes de las 37 semanas).

¿Cuál es la causa del retardo del crecimiento intrauterino (RCIU)?

El retardo del crecimiento intrauterino se produce cuando existe un problema o una anormalidad que impide que las células y los tejidos crezcan o que reduce el tamaño de las células. Esto puede suceder cuando el feto no recibe los nutrientes y el oxígeno necesarios para el crecimiento y el desarrollo de órganos y tejidos o debido a una infección. Aunque hay bebés que son pequeños por causas genéticas (sus padres son pequeños), la mayor parte del RCIU se debe a otras causas. Algunos de los factores que pueden contribuir al RCIU son:

* Factores maternos:
o Presión sanguínea alta
o Enfermedad renal crónica
o Diabetes avanzada
o Enfermedad cardíaca o respiratoria
o Desnutrición, anemia
o Infecciones
o Drogadicción (abuso de alcohol, drogas)
o Tabaquismo
* Factores relacionados con el útero y la placenta:
o Reducción del flujo sanguíneo en el útero y la placenta
o Desprendimiento placentario.
o Placenta previa (la placenta se implanta en el segmento inferior del útero)
o Infecciones en los tejidos que rodean al feto
* Factores relacionados con el bebé en desarrollo (feto):
o Gestación múltiple (mellizos, trillizos, etc.)
o Infecciones
o Defectos congénitos
o Anomalías cromosómicas

¿Por qué es una preocupación el retardo del crecimiento intrauterino (RCIU)?

El RCIU puede comenzar en cualquier momento del embarazo. El desarrollo temprano del RCIU a menudo se debe a anomalías cromosómicas, enfermedades de la madre o problemas serios de la placenta. El desarrollo tardío (después de las 32 semanas) generalmente está relacionado con otros problemas.

El RCIU limita el crecimiento general del cuerpo y los órganos del bebé, y es posible que las células de los tejidos y los órganos no crezcan lo suficiente o no estén presentes en la cantidad adecuada. Cuando no hay suficiente flujo sanguíneo a través de la placenta, el feto sólo recibe bajas cantidades de oxígeno. Esto puede disminuir la frecuencia cardíaca del feto poniéndolo en una situación de alto riesgo.

Los bebés con RCIU pueden tener los siguientes problemas al nacer, entre otros:

* Disminución de los niveles de oxígeno
* Puntaje Apgar bajo (una evaluación que ayuda a identificar a los bebés que tienen dificultades de adaptación después del parto)
* Aspiración de meconio (inhalación de las primeras deposiciones en el útero) que pueden producir dificultades respiratorias
* Hipoglucemia (bajo nivel del azúcar en la sangre)
* Dificultad para mantener una temperatura corporal normal
* Policitemia (demasiados glóbulos rojos)

El RCIU severo puede provocar la muerte del feto. También puede llevar a problemas de crecimiento a largo plazo en bebés y niños.

¿Cómo se diagnostica el retardo del crecimiento intrauterino (RCIU)?
Durante el embarazo, el tamaño del feto se puede calcular de diversas maneras. Se puede medir la altura uterina (se mide la parte superior del útero) desde el hueso pubiano. Esta medida en centímetros generalmente coincide con la cantidad de semanas de gestación después de la semana 20. Si la medida es baja para la cantidad de semanas, el bebé puede ser más pequeño que lo previsto.

Otros procedimientos de diagnóstico pueden incluir los siguientes:

* Ultrasonido obstetrico: este es el método más exacto para calcular el tamaño fetal. Se pueden medir la cabeza y el abdomen del feto y comparar los resultados con una tabla de crecimiento para calcular el peso fetal.

* Aumento de peso de la madre
El aumento del peso de la madre también puede indicar el tamaño del bebé. El escaso aumento de peso durante la gestación puede equivaler a un bebé pequeño.

Tratamiento para el RCIU:
Aunque el RCIU es irreversible, existen tratamientos que pueden ayudar a retardar o minimizar los efectos.
Los tratamientos pueden incluir:

* Nutrición: Algunos estudios han demostrado que aumentar la nutrición materna puede incrementar el aumento de peso gestacional y el crecimiento fetal.
* Reposo: Hacer reposo en el hospital o en casa puede ayudar a mejorar la circulación hacia el feto.
* Parto: Si el RCIU pone en peligro la salud del feto, puede ser necesario un parto prematuro.

Prevención del retardo del crecimiento intrauterino:

El retardo del crecimiento intrauterino puede producirse incluso en madres que gozan de buena salud. Sin embargo, existen factores que pueden aumentar los riesgos de RCIU, como el tabaquismo y las deficiencias nutritivas de la madre. Evitar estilos de vida perjudiciales, seguir una dieta saludable y recibir atención prenatal pueden ayudar a disminuir los riesgos de RCIU. La detección temprana también puede contribuir al tratamiento y al pronóstico del RCIU.