Recupera tu Figura después del Embarazo.

julio 30, 2009 por  
Archivado Bajo Posparto

Una vez que ha nacido tu bebé te veras inmersa en  toda clase de consejos provenientes de familiares y amigos sobre esta nueva etapa de la vida. Estas recomendaciones abarcan todo tipo de temas: desde cómo bañar, cargar, dormir y alimentar al recién nacido hasta ¡métodos para recuperar tu figura. Nadie duda que estas personas tienen las mejores intenciones sin embargo la mayoría de la veces estos consejos derivan de la experiencia propia y pueden no ser utiles para todas las personas. Si bien nada pierdes escuchando la sabiduría popular, tu salud y alimentación durante los primeros meses del bebé también le afectan a él, por ello es mejor siempre referirse a lo que tu pediatra o ginecólogo te indiquen.

En México existen inumerables consejos para las mujeres que acaban de dar a luz, revisaremos dos de los más comunes: fajarse y untarse preparaciones caseras que te prometen regresarte a tu talla de antes del embarazo cuanto antes.

Utilizar Fajas.

En México es común que las mujeres utilicen una faja después del parto con la intención de recuperar su figura lo más pronto posible.  En el caso de las mujeres que han pasado por una cesárea, el uso de una faja o venda les da seguridad al moverse, aunque no es médicamente necesaria. Si la faja o vendas te hacen sentir más protegida y segura, no te hará mal usarlas, aunque su eficacia para reducir el abdomen no está comprobada. Lo cierto es que tu abdomen se irá recuperando paulatinamente con o sin faja. Los músculos abdominales y la piel volverán poco a poco a su tono normal, y con la ayuda de una alimentación balanceada y ejercicio, siempre y cuando el doctor te lo permita, irás recuperando tu forma.

Ungüentos para adelgazar después del parto
Algunas mujeres utilizan ciertos ungüentos que prometen desinflamar los tejidos del abdomen, quemar grasa y hacerte adelgazar rápidamente.  Hay que ser prudente con estas preparaciones de mercado, porque no se puede estar totalmente seguro de sus componentes ya que no llevan patente. Habitualmente tienen una gran cantidad de compuestos dentro de los cuales los mas comunes son los siguientes:  romero, ruda, cáscaras de nuez y plátano macho, alcohol alcanforado y éter.

¿Todas pueden usar estos ungüentos?
México en un país rico en su herbolaría sin embargo esta tipo de medicina alternativa carece de estudios de seguridad que validen sus tratamientos por lo que deberan de usarse con cautela. Se considera que, en caso de que hayas tenido una cesárea, de ninguna manera es recomendable untar residuos orgánicos que han estado reposando en alcohol y éter por meses cerca de la herida, ya que si la tocan podrían causar infecciones.

La ruda es una planta muy común en la herbolaria pero muy tóxica, por lo que debe manejarse con mucho cuidado. Está contraindicado beberla para mujeres embarazadas porque puede causar abortos y tampoco está recomendado beberla durante la lactancia. Además la ruda puede causar serias irritaciones a la piel sólo con su manipulación y al estar en contacto con ella es común sentir la piel caliente y enrojecida, lo que hace pensar que está produciendo algún tipo de efecto adelgazante, cuando en realidad quizás te está irritando la piel.

Recuerda que tu aumento de peso fue gradual durante el embarazo y tu recuperación dependerá en gran medida de tu constitución física y tu empeño.

Migraña y Embarazo.

abril 16, 2009 por  
Archivado Bajo Síntomas del embarazo

Dolores de cabeza

Es normal tener dolores de cabeza durante el embarazo, en particular en el primer y tercer trimestre. Comúnmente no son signos de problemas graves.

Causas de los dolores de cabeza durante el embarazo
Se desconoce la causa de los dolores de cabeza. Durante el primer trimestre pueden obedecer a los cambios de niveles hormonales y al aumento del volumen y circulación de sangre. Es posible que los dolores de cabeza relacionados con el embarazo desaparezcan en el segundo trimestre cuando el cuerpo se acostumbra a los cambios hormonales. Durante el tercer trimestre, los dolores de cabeza tienden a estar relacionados con la postura y tensión de cargar el peso extra.

Algunas mujeres sufren dolores de cabeza por la tensión, caracterizados por un dolor con presión o un dolor sordo a ambos lados de la cabeza o en la nuca. Los dolores de cabeza pueden aumentar durante el embarazo, en especial si se presentan los siguientes síntomas:

    * Estrés
    * Fatiga
    * Abstinencia de la cafeína (en particular si la mujer deja de tomar abruptamente o reduce el consumo de café u otras bebidas con cafeína al enterarse de que está embarazada)
    * Falta de sueño
    * Deshidratación (falta de líquidos)
    * Hambre o bajo nivel de azúcar en sangre

Algunas mujeres sufren de migrañas por primera vez a principios del embarazo. Las migrañas causan dolores graves y palpitantes en un lado de la cabeza. También suelen estar acompañadas de náuseas o vómitos. Pero muchas mujeres que suelen tener migrañas notan que éstas mejoran durante el embarazo. A su vez, otras mujeres que sufren migrañas notan que no hay cambios durante el embarazo o que los dolores de cabeza son más frecuentes e intensos.

Durante el segundo y tercer trimestre, los dolores de cabeza pueden obedecer también a una afección grave llamada preeclampsia (presión arterial alta durante el embarazo). La preeclampsia debe tratarse inmediatamente.

Dolores de cabeza: Qué puede hacer
Consulte siempre con su ginecologo antes de tomar medicamentos o remedios a base de hiebras. Si sufre migrañas regularmente, consulte con el profesional de la salud antes de tomar los medicamentos que normalmente tomaba antes de quedar embarazada ya que muchos de ellos estan contraindicados en el embarazo y es probable que necesite un ajuste en su tratamiento.

Los siguientes consejos pueden aliviar o prevenir dolores de cabeza sin riesgos durante el embarazo:

    * Compresas calientes o frías. Para aliviar el dolor de cabeza en la zona de los senos nasales, aplique compresas calientes en la parte de adelante y en los costados de la cara, alrededor de la nariz, ojos y sienes. Para aliviar el dolor de cabeza ocasionado por la tensión, aplique compresas frías en la nuca.
    * Reduzca el estrés. Evite las situaciones estresantes. Haga ejercicios de relajación como los ejercicios de respiración profunda o simplemente cierre los ojos e imagínese una escena tranquila.
    * Descanse y haga ejercicios. Descansar en un cuarto oscuro y tranquilo ayuda a calmar los dolores de cabeza. También da buenos resultados dormir lo suficiente y hacer ejercicios. No olvide consultar con el profesional de la salud acerca de qué ejercicios puede hacer y cuánto tiempo puede mantener el programa de actividad física.
    * Coma alimentos balanceados. Al comer porciones pequeñas y frecuentes de alimentos durante el día evitará que el nivel de azúcar en la sangre baje demasiado.
    * Mantenga una buena postura, en especial durante el tercer trimestre.
    * Masajes. Los masajes de sienes, hombros y cuello disminuyen el dolor de cabeza.
    * Evite las situaciones que desencadenan los dolores de cabeza. Las comidas o las tensiones pueden desencadenar los dolores de cabeza. Lleve un diario y evalúe el tipo de comida y las actividades que producen tensión o migrañas. Entre los factores desencadenantes de las migrañas se encuentran ciertos alimentos como el chocolate, queso estacionado, cacahuates y carnes preservadas.

Cuándo hablar con el profesional de la salud
Normalmente los dolores de cabeza durante el embarazo son inofensivos, pero en ocasiones pueden ser un signo de problemas más graves. Si tiene una migraña por primera vez durante el embarazo o si tiene un dolor de cabeza que jamás ha sentido antes, llame al profesional de la salud para cerciorarse de que no sea un signo de una complicación más grave.

Llame a su médico de inmediato si el dolor de cabeza:

    * Es repentino y explosivo o produce un dolor violento que la despierta del sueño
    * Está acompañado de fiebre y rigidez en el cuello
    * Empeora, se le nubla o le cambia la vista, arrastra las palabras al hablar, siente somnolencia, entumecimiento o cambio en la sensación o estado de alerta
    * Sucede después de caerse o golpearse la cabeza
    * Está acompañado de congestión nasal, dolor y presión debajo de los ojos o dolor en los dientes (puede ser un signo de sinusitis)

En el segundo y tercer trimestre, los dolores de cabeza pueden ser un signo de preeclampsia, una afección grave que produce presión arterial alta, entre otros síntomas. Comuníquese inmediatamente con su médico si el dolor de cabeza:

    * No desaparece o se repite con frecuencia
    * Es repentino y muy agudo
    * Viene acompañado de vista nublada, si ve manchas, aumenta de peso abruptamente, siente dolor en la parte superior derecha del abdomen y se le hinchan las manos o la cara
    * Viene acompañado de náuseas y vómitos

Si ha tenido problemas de presión arterial alta o en aumento, llame al giencologo lo antes posible aunque tenga un dolor de cabeza leve.