Lo que Necesitas Saber de los Movimientos Fetales.

agosto 2, 2009 por  
Archivado Bajo Enfermedades durante el embarazo

¿Cuándo puede una mujer empezar a sentir los movimientos de su bebé?

El bebe empieza a moverse desde la séptima semana sin embargo lo más probable es que no empieces a sentir los movimientos de tu bebé hasta que estés entre las semanas 16 y 22 del embarazo. La mujeres que han tenido más de un embarazo suelen percibir con mayor facilidad los movimientos tempranos y suaves.

Tu constitución física también puede influir en la habilidad para distinguir entre una patadita de tu bebe y las quejas de tu hambriento estómago. Las mujeres más delgadas suelen sentir los movimientos del bebé más temprano y más a menudo que las más gorditas

¿Comó describen las mujeres los movimientos del bebe?

Muchas mamás describen esta sensación como palomitas de maíz reventando, un pez nadando de un lado a otro, o una mariposa aleteando en su barriga. A medida que los sientas con más frecuencia empezarás a notar la diferencia entre un movimiento y otro y los podrás sentir mejor cuando estes sentada o acostada.
¿Qué tan frecuentes son los movimientos?
Al principio, las pataditas serán pocas y espaciadas. Es posible que notes varios movimientos un día y ninguno al día siguiente. Aunque el bebé se mueve y patea con regularidad, muchos de sus saltitos y sacudidas no los podrás sentir aún. Más adelante, en el segundo trimestre del embarazo, estos movimientos serán más intensos y regulares, y te darán la certeza de que todo marcha bien.

A partir de la semana 24, el bebé puede tener hipo de vez en cuando, y quizás sientas movimientos bruscos con cada hipo. También en este período puedes notar que reacciona moviéndose cuando oye un ruido fuerte y repentino (aunque ya podía oír desde antes). A medida que va creciendo y tiene menos espacio en el útero para menearse, sus movimientos se hacen más pequeños y definidos y, en las últimas semanas del embarazo, sentirás sobre todo codazos y patadas fuertes, y a veces movimientos de la cabeza, por ejemplo cuando está tratando de encontrar su dedito para chupárselo.

En algún momento después de la semana 36, el bebé puede adoptar la posición ideal para el parto, cabeza abajo y encajado en la pelvis, y esto quizás te haga sentir presión o pesadez en la pelvis, al tiempo que la caja torácica parecerá más libre, y quizás te cueste menos respirar.

¿Cómo debo de monitorizar los movimientos del bebé?
En el tercer trimestre del embarazo se recomiendo que todos los días, a una hora especifica del día, cuentes los movimientos del bebé. De esta forma puedes tener una idea clara de cual es la regularidad con la que suele moverse tu bebé. En caso que detectes una disminución importante en sus movimientos deberás de acudir a tu ginecologo ya que esto puede indicar algún problema.