10 señales de que podrías estar embarazada.

julio 23, 2009 por  
Archivado Bajo Tips

¿Podrías estar embarazada? Lo más probable es que no empieces a sentir los síntomas del embarazo hasta que se te haya retrasado el periodo, o hasta una o dos semanas después.

Si no has estado anotando las fechas de tus ciclos menstruales o si éstos varían mucho de un mes al otro, puede que no estés segura de cuándo esperas tu próximo periodo. Pero si empiezas a sentir los síntomas que leerás a continuación — aunque no los tengas todos — y hace tiempo que no has tenido tu periodo, es muy probable que estés embarazada. Hazte una prueba del embarazo en casa y lo sabrás con seguridad.

10. Sensibilidad e hinchazón en los senos
Uno de los primeros síntomas del embarazo es la hinchazón y sensibilidad en los senos provocada por el aumento en los niveles hormonales. Esta sensibilidad o dolor puede ser como una versión exagerada de lo que sientes antes de tus periodos. A partir del primer trimestre esta incomodidad disminuirá significativamente, a medida que tu cuerpo se adapta a los cambios hormonales.
9. Cansancio

¿Has estado muy cansada últimamente? O mejor, ¿completamente exhausta? Nadie sabe a ciencia cierta el motivo de la fatiga típica del comienzo del embarazo, pero es posible que tu somnolencia se deba al rápido aumento en los niveles de la hormona progesterona. Cuando llegues al segundo trimestre empezarás a sentir más energía, aunque el cansancio suele reaparecer al final del embarazo, cuando estarás transportando mucho más peso y las incomodidades típicas de estas fechas podrían impedir que durmieras bien por las noches.

8. Pérdidas de sangre debido a la implantación del óvulo
A algunas mujeres les sale un poco de sangre por la vagina once o doce días después de haber concebido (alrededor de la fecha en que te darás cuenta que se retrasó tu menstruación). Aunque no se sabe con seguridad cuál es el motivo de esta leve pérdida de sangre, se cree que podría resultar de la implantación del óvulo fertilizado en el interior del útero — cuyo revestimiento tiene gran irrigación sanguínea —, lo cual empieza a ocurrir seis días después de la fertilización.

Esta cantidad de sangre es muy pequeña (notarás algunas gotitas o manchas rojas, rosadas o de un color marrón rojizo en tu ropa interior) y no dura más que uno o dos días. De cualquier forma, debes informarle a tu doctor si sangras, aunque sea poco, sobre todo si a la vez sientes dolor, ya que esto podría indicar la presencia de un embarazo extrauterino (ectópico)

7. Náuseas o vómitos
Si eres como la mayoría de las mujeres, no empezarás a sentir náuseas hasta más o menos un mes después de haber concebido (aunque hay unas pocas afortunadas que nunca las sienten). Pero algunas mujeres empiezan a sentir estas molestias un poco antes. Las náuseas y los vómitos típicos del embarazo pueden ocurrir a cualquier hora del día: mañana, tarde o noche.

Lo bueno es que cerca de la mitad de las mujeres que padecen de náuseas dejan de tener estos síntomas al empezar el segundo trimestre. Para la mayoría de las demás mujeres, las náuseas tardarán más o menos otro mes en aliviarse.

6. Aversión a ciertos olores
Si has quedado embarazada hace poco, es normal que ciertos olores, perfumes y los aromas de algunas comidas te repugnen y hasta te provoquen náuseas. Aunque no se sabe con seguridad, esto podría ser uno de los efectos colaterales del rápido aumento en los niveles de estrógeno en tu organismo. También podrías notar que algunos platillos que antes disfrutabas ahora te causan repulsión.

5. Hinchazón abdominal
Los cambios hormonales que ocurren al principio del embarazo podrían hacer que te sientas hinchada, como a veces pasa un poco antes de la llegada de tu periodo. Por este motivo, la ropa te puede apretar en la cintura desde muy temprano en el embarazo, aunque tu útero aún esté muy pequeño.

4. Ganas de orinar frecuentemente
Poco tiempo después de quedar embarazada puede que te pases el día corriendo al baño. ¿A qué se debe esto? El principal motivo es que durante el embarazo aumenta la cantidad de sangre y otros líquidos que circulan por tu cuerpo, lo cual significa que tus riñones están trabajando mucho más, y más fluidos se están acumulando en tu vejiga.

Podrías empezar a sentir este síntoma a partir de la semana 6 del embarazo, y lo más probable es que esta sensación aumente a medida que progrese tu embarazo y tu bebé crezca, ejerciendo mayor presión sobre la vejiga.

3. Retraso de la menstruación
Si tu ciclo menstrual suele ser bastante regular y de repente se retrasa tu periodo, probablemente te harás una prueba del embarazo mucho antes de que empieces a tener cualquiera de los síntomas anteriores. Pero si tus reglas no son regulares y no tienes la costumbre de anotar las fechas de tu ciclo, las náuseas, la sensibilidad en los senos y las idas frecuentes al baño podrían ser las primeras señales de que estás embarazada, antes siquiera de que te des cuenta del retraso de tu periodo.

2. Tu temperatura basal permanece elevada
Si has estado anotando la temperatura basal de tu organismo (tu temperatura al despertarte) y notas que ésta ha permanecido elevada por 18 días seguidos, lo más probable es que estés embarazada.

Y, finalmente…

1. La evidencia: el resultado positivo de tu prueba de embarazo casera
Diga lo que diga en la caja, muchas pruebas de embarazo caseras no logran detectar la mayoría de los embarazos hasta aproximadamente una semana después del retraso del periodo. O sea que, si decides hacerte una prueba antes de esa fecha y el resultado es negativo, vuelve a hacértela unos días después

Reposo en cama: Cómo sobrellevarlo

julio 21, 2009 por  
Archivado Bajo Síntomas del embarazo, Tips

Me han ordenado reposo en cama. ¿Será difícil?

Aun cuando el reposo en cama inicialmente te resulte atractivo (ahora puedes ponerte al día con la lectura o mirar películas todo el día si lo deseas), no tardarás mucho en darte cuenta de que no es tan fácil como parece.

Guardar cama implica mucho más que hacer a un lado la rutina normal. Tendrás que encontrar nuevas formas de conectarte con los integrantes de la familia, de cuidar a los niños y lidiar con las tareas de la casa, y permanecer en contacto con tu trabajo.

Si tienes por delante un largo reposo en cama, intenta prepararte emocionalmente. Tu estado de ánimo seguramente pasará de negación y shock a depresión y pánico, y a expectativas agradables y prometedoras cuando te acerques al final y esperes conocer pronto al bebé. Quizás también te sentirás culpable por haber acabado en la cama. Recuérdate que tú no hiciste nada y que no es culpa tuya.

Estos pensamientos y sentimientos son absolutamente normales. Es importante que te enfoques en tu objetivo final: un bebé sano y nacido a término. Esto te ayudará a disminuir la preocupación, la frustración y el aburrimiento que generalmente aparecen con el reposo en cama.

¿Cómo me puedo preparar para guardar cama?

Con un poco de preparación por anticipado podrás sobrellevar con mucha más facilidad todos los cambios a los que te estés enfrentando.

• Infórmate en detalle acerca de cuáles actividades tienes permitidas y cuáles no, para poder planear tus días. Por ejemplo, si puedes reclinarte o sentarte estando en cama, podrás trabajar con una computadora desde tu casa. Si tienes niños que necesiten que los cuiden, seguramente tendrás que buscar a alguien que se ocupe de ellos.

• Piensa en qué es lo que necesitarás cada día y en quién podrá ayudarte a organizarte por la mañana o quién podrá darse una vuelta durante el día. Por ejemplo, si te han ordenado hacer reposo absoluto, pídele a tu pareja o a una amiga que te prepare una nevera portátil al lado de la cama con comida para el almuerzo, snacks y bebidas. Ten a mano una lista de números de teléfono de amigos que puedan darte una mano y ten presente que la mayoría de la gente probablemente esté mucho más dispuesta a ayudarte de lo que te imaginas.

• Pídele a tus amigos que traigan comidas guisadas o fáciles de calentar en recipientes desechables. Y pídele a tu pareja o a una amiga que compre platos y vasos de papel para simplificar la limpieza.

• Asegúrate de que el teléfono esté a mano y lleva la televisión y el video a tu habitación. Podrás ponerte al día con todas las películas que hayas estado deseando ver y también podrás incluir algunos videos acerca de la crianza de los hijos.

• Ten a mano varios libros y revistas, junto con un bloc de notas y una lapicera. Esta puede ser la última oportunidad que tengas en mucho tiempo de leer por placer.

¿Cómo puedo ocuparme de mis hijos mientras estoy en cama?
Este es un gran desafío para muchas familias. A continuación incluimos algunos consejos:

• Intenta encontrar una alternativa a largo plazo para el cuidado de tus niños. Es menos estresante que intentar encontrar a alguien que los cuide día a día y lograrás así mayor estabilidad para ellos. Siempre se puede cancelar el arreglo si terminas no necesitando el cuidado durante mucho tiempo.

• Evita decirle a un niño pequeño que “mami está enferma”. En lugar de esto, dile algo como: “Tengo que guardar cama para que el bebé esté bien cuando nazca.”

• Resérvate algo de tiempo todos los días para dedicárselo a tu niño. Miren juntos un video o hagan una siestecita, canten, corten y peguen dibujos, etc. Procura que tu niño tenga un rato para corretear antes de que pasen tiempo juntos y así evitarás que esté inquieto.

¿Cómo puedo sentirme bien mientras hago reposo en cama?

Aquí te damos algunos consejos para ayudarte a mantener tu cuerpo en buen funcionamiento y evitar que tengas demasiados malestares.

• Pregúntale a tu médico si está bien que hagas ejercicios acostada. Hacer algunos estiramientos simples y algunos ejercicios con tus brazos y piernas será bueno para tus músculos y quizás para tu estado de ánimo.

• Evita el estreñimiento. Hacer mucho reposo te hace aun más propensa al estreñimiento. El hacer ejercicios en cama te puede ayudar. Recuerda tomar mucha agua e incorporar algo de fibra a tu alimentación.

• Realizá siestecitas, pero sin abusar. Cuando duermas, hazlo preferentemente en un horario determinado. Si te quedas dormida demasiado tarde durante el día, puede ser que tengas dificultades para dormir bien durante la noche. Intenta ajustarte a una rutina normal de día-noche para evitar alterar el ciclo natural del sueño.

Cuando hacer un Test de Embarazo.

julio 18, 2009 por  
Archivado Bajo Laboratorio y Gabinete en el embarazo, Tips

¿Cuándo puedo saber si estoy embarazada?

¿cuándo me puedo hacer un test de embarazo?

Estas son algunas de las típicas preguntas que todas las mujeres se han hecho en algún momento, ya sea por estar buscando un embarazo, o todo lo contrario. A veces fallan los métodos  anticonceptivos o han tenido algún descuido y asalta el temor. Estas preguntas causan gran ansiedad y angustia.

Los tests de embarazo, ya sean de orina o de sangre, miden el nivel de la hormona hCG (gonadotropina coriónica humana) que comienza a segregarse cuando el óvulo fecundado se implanta en el útero. En el momento de la ovulación, el ovario desprenderá un óvulo que se alojará en las trompas de Falopio. Este momento es el que ese llama ovulación y es cuando se puede producir la fecundación. Una vez que el óvulo es fecundado, tarda alrededor de 7 días en bajar de las trompas de Falopio y llegar al útero. Cuando el óvulo fecundado se adhiere a la pared uterina, es el momento en el que se comienza a segregar la hormona hCG.

Debe tenerse en cuenta que la cantidad de hormona producida depende de cada mujer y cada embarazo, por lo tanto, algunas mujeres pueden detectar su embarazo antes que otras.

Se estima que en la orina es posible detectarla alrededor del día 14 después de la ovulación o posible fecundación. Es mas fácil detectar su presencia en un test de sangre, ya que en la misma hay mayores niveles de la hCG.

Por lo tanto, lo mejor que se puede hacer en estos casos de incertidumbre es esperar a que venga la regla. En caso de que no venga, ya al día siguiente puedes hacerte el test, pero lo recomendable es que esperes unos 7 días de retraso para darle tiempo a la hCG a que aparezca en la orina en cantidades detectables. Se te aconseja que leas las instrucciones del test atentamente y que las sigas con mucho cuidado. Trata de usar la primera orina de la mañana ya que en esa muestra la hormona estará más concentrada. No consumas mucho líquido antes de realizarla ya que puede diluir y bajar los niveles de la hCG.

Los tests caseros son muy fiables, pero no todos pueden detectar la presencia de la hCG en la orina desde el primer día de atraso menstrual. Algunos test son más precisos que otros. Algunas marcas proveen información sobre la sensibilidad en mili- Unidades Internacionales por mililitro de orina. Por ejemplo un test que es capaz de detectar 25 mUI/ml es más sensible que otro que detecte 50 mUI/ml de HCG en orina.

Ten en cuenta que puede haber falsos negativos, porque quizás no hay la suficiente hCG en la orina todavía, pero nunca habrá un falso positivo. Si el test te da positivo, estás embarazada.

La hormona hCG alcanza una tasa máxima entre la semana 7 y 12 del embarazo, luego disminuye.

¿Puedo viajar en avión durante el embarazo?

julio 15, 2009 por  
Archivado Bajo Tips

Durante el primer y segundo trimestre del embarazo, por lo general, no supone ningún problema viajar en avión. Sin embargo, si presentas algún tipo de complicación, como por ejemplo pérdida de sangre, diabetes, hipertensión, o has tenido antes un parto prematuro, es una buena idea consultar con el médico antes de planear un viaje en avión.

El segundo trimestre — semanas 14 a 27 — suele ser el momento ideal para viajar. La mayoría de las mujeres ya no sienten tantas náuseas en ese periodo, tienen más energía, y el riesgo de que sufran un aborto espontáneo es pequeño. Por eso es ideal aprovechar ese momento para disfrutar de tus últimas vacaciones a solas con tu pareja. Además, podrás viajar ligera de equipaje, sin andar cargando carreola, cunas portátiles y montones de pañales.

Puede ser perfectamente seguro volar durante la mayor parte del tercer trimestre (hasta las 36 semanas), pero siempre es mejor consultar con tu médico antes de hacer las reservaciones. En algunos casos, cuando el riesgo es más alto, el médico podría aconsejarte no volar durante el embarazo. Si vas a tener gemelos o un parto múltiple, si padeces diabetes o presión alta, si se observan anormalidades en la placenta o sangrado vaginal, o si presentas riesgo de parto prematuro, es mejor posponer el viaje. Incluso si tienes un embarazo sin complicaciones, es preferible evitar volar en el último mes porque en ese periodo es más probable que empiece el parto. De hecho, muchas aerolíneas prohíben abordar a mujeres que tienen 8 meses de embarazo.

Si durante el tercer trimestre tu panza ya está muy grande, aunque aún no estés muy cerca de la fecha prevista para el parto, es buena idea pedirle a tu médico que te escriba una nota indicando la fecha prevista, para evitar problemas a la hora de abordar el avión. No te olvides de calcular cuántos días te faltarán para dar a luz cuando vayas a tomar el vuelo de regreso. Cada aerolínea tiene diferentes regulaciones, de modo que lo mejor sería que te informaras de cuáles son las restricciones antes de comprar un boleto de avión.

Quizás hayas oído que la exposición a la radiación natural que se produce al volar puede aumentar las probabilidades de sufrir un aborto espontáneo o de que el bebé nazca con malformaciones. De hecho, si bien las azafatas o las mujeres que viajan con muchísima frecuencia pueden correr algo de riesgo, si sólo vuelas unas pocas veces cada año el riesgo es prácticamente nulo.

Si estás sana y no tienes problemas de obstetricia, la cabina presurizada de un avión comercial no debe suponer ningún problema para ti ni para tu bebé. Lo mejor que puedes hacer es procurar estar lo más cómoda posible durante el vuelo. Para que se noten menos las turbulencias, puedes solicitar un asiento en la zona media del avión, sobre el ala, y si prefieres más espacio para las piernas, un asiento tras una de las mamparas de separación. En cualquier caso, pide que el asiento quede junto al pasillo para poder levantarte y estirarte, y para acceder fácilmente al baño. Si permaneces quieta mucho tiempo corres mayor riesgo de sufrir coágulos de sangre. Es una buena idea caminar alrededor de la cabina al menos una vez cada hora. También puedes estirar y flexionar las piernas y los pies, mientras estás sentada, cada 30 minutos. Hay pantimedias especiales para el embarazo, que ayudan a mantener el flujo sanguíneo y reducen el riesgo de coágulos y pies hinchados. Mientras estés sentada, mantén siempre el cinturón de seguridad abrochado bajo el abdomen y colocado sobre las caderas. Tomar muchos fluidos, especialmente agua, puede ayudarte a contrarrestar los efectos deshidratantes del aire seco de la cabina. La cafeína actúa como diurético, por lo que es mejor evitar el café, el té y las bebidas refrescantes con cafeína antes y durante el vuelo. Y atención a las comidas y bebidas que producen gases, ya que éstos se expanden con la altitud. Si ingieres alimentos como frijoles o col antes del vuelo, el viaje puede resultar muy incómodo.

El Ejercicio durante el Embarazo mejora el Desarrollo de tu Bebe!!

julio 13, 2009 por  
Archivado Bajo Tips

El ejercicio tiene muchos beneficios para los adultos, adolescentes y jóvenes, pero es menos claro el beneficio que puede tener en el crecimiento fetal durante la gestación.

Ahora que los científicos han determinado en general que el ejercicio durante el embarazo no supone un riesgo significativo para el feto, se están realizando estudios para examinar a la madre, el feto y la conexión con la salud de mismo.

Un estudio realizado en la universidad de Kansas tuvo por objetivo principal poner a prueba la teoría de que la maternidad y el ejercicio cardiovascular imparte un beneficio directo sobre el feto.

El objetivo secundario fue determinar si los fetos expuestos al ejercicio han aumentado los movimientos respiratorios en comparación con la falta de ejercicio, así en el desarrollo fetal, los movimientos respiratorios son un marcador de bienestar y reflejan el desarrollo funcional del sistema respiratorio y sistema nervioso central de control.

Los investigadores examinaron los resultados de las mujeres embarazadas entre 20 y 35 años de edad, clasificadas en función de los ejercicios que realizaban, en aeróbicos de intensidad moderada al menos 30 minutos tres veces por semana (de moderado a vigoroso caminar, correr y andar en bicicleta estacionaria). Las madres de control no participar de una rutina de ejercicios, todas ellas con 24-36 semanas de edad gestacional.

Conclusión
Según los Dres. De mayo y Gustafson, “los hallazgos sugieren un beneficio potencial del ejercicio materno sobre el desarrollo fetal, debido a la relación entre los movimientos de respiración fetal y el desarrollo de sistema nervioso autónomo”.

¿Medicamentos Seguros en el Embarazo?

julio 8, 2009 por  
Archivado Bajo Tips


Este cuadro proporciona una lista de medicamentos sin receta que se consideran de “bajo riesgo” para mujeres embarazadas, cuando se toman para enfermedades leves ocasionales. Por supuesto, nada es un 100 por ciento seguro para todas las mujeres, y por eso es una buena idea hablar con tu doctor antes de tomar cualquier tipo de medicamento durante el embarazo. No tomes más de la dosis recomendada y, si es posible, intenta evitar tomar medicamentos durante tu primer trimestre, cuando tu bebé es más vulnerable.

Problema

Puedes tomar

Acidez estomacal (agruras), gas e hinchazón, malestar de estómago

Antiácidos
(Melox,, Tums)

Tos o refriados


Guaifenesina, un expectorante
(Caltusine, Histiacil)Guaifenesina más dextrometorfano para la tos
(Robitussin)

Evita las medicinas que contengan alcohol. Evita también los descongestionantes seudoefedrina y fenilefrina, que pueden afectar el flujo sanguíneo hacia la

placenta.

Alivio del dolor, dolor de cabeza y fiebre

Acetaminofén
(Tylenol, Tylex, Tempra)

Alivio para las alergias

Clorfeniramina, un antihistamínico
(tabletas antialérgicas Chlor-Trimeton)Loratadina, un

antihistamínico
(Clarityne, Dimegan)Difenhidramina, un

antihistamínico
(Benadryl)

Estreñimiento, hemorroides y diarrea

Psyllium platago, Metamucil, Agiolax)Policarbófilo
(Mitrolan)

Metilcelulosa
(Citrucel)

Otros laxantes y ablandadores de heces
(Dulcolax, leche de magnesia)

Cremas para las

hemorroides
(Xyloproct, Ultraprocts)Loperamida, medicación contra la

diarrea
(Imodium, Kaopectate, Pepto bismol)



¿Puedo Usar Uñas de Acrílico en el embarazo?

junio 16, 2009 por  
Archivado Bajo Tips

Muchas mujeres embarazadas podrían estar preguntándose acerca de si pueden o no, usar uñas acrílicas cuando están embarazadas, ya que este procedimiento se realiza mediante la aplicación de químicos para la fijación de las uñas acrílicas a nuestras uñas.

Sin embargo, los especialistas en el tema señalan que la exposición a cualquier material potencialmente peligroso en el caso de la adhesión de las uñas acrílicas es tan pequeño que no significaría ningún daño potencial.

El único daño potencial si hablamos de uñas acrílicas sería la exposición a los solventes, por lo cual la gente se preocupa durante el embarazo. Estos solventes al ser puestos en la uña podrían incluso atravesar la piel e ingresar al torrente sanguíneo.

Sin embargo, esto sería nada más en el caso de que las personas estén expuestas constantemente y a toda hora a esos solventes y sabemos que si se hace la aplicación de uñas acrílicas la exposición es mínima.

Para las mujeres que trabajan en salones de belleza colocando uñas acrílicas a otras mujeres, este si sería una daño potencialmente peligrosos si se encuentran embarazadas, así que lo mejor sería tomarse algún tiempo libre de esta actividad o conseguir un ayudante.

Así mismo, según los expertos, los mayores problemas únicamente serían las reacciones alergicas que provoquen estos químicos a la persona que se encuentra expuesta. Por tanto si deseas aumentar tu autoestima y verte hermosa durante tu embarazo, no te preocupes, podras lucir unas hermosas uñas.

Cicatriz de la cesarea. Cuidados necesarios y recomendaciones.

junio 12, 2009 por  
Archivado Bajo Tips

Después de haber dado a luz en un parto por cesárea, lo importante es saber cuales son los cuidados necesarios de la cicatriz de la cesárea para que ningún esfuerzo que podamos realizar sea perjudicial para la salud de la madre.

La mayoría de mujeres regresa a casa después de 3 a 5 días de haberse realizado la cesárea, pero la recuperación completa puede tomar hasta 4 semanas o más en recuperarse por completo.

En contraste, las mujeres que dan un a luz por parto natural suelen ir a casa en un día o dos y regresar a sus actividades normales en una o dos semanas.

Proceso de cesárea

Antes de ir a casa, una enfermera te indicará las medidas que deberás tomar para cuidar la incisión, qué es lo que deberías esperar en tu recuperación, y cuando llamar a un doctor. En general, si haz dado a luz mediante un parto por cesárea:

  • Deberás tomarlo con calma mientras la incisión sana. Evita levantar cosas pesadas, o el ejercicio intenso o las sentadillas. Puedes pedirle a tus familiares o amigos que te ayuden con las tareas de la casa, cocinando y con las compras.
  • Vas a tener dolor en la parte abdominal baja, por lo cual es probable que necesites medicina para controlar el dolor por una o dos semanas.
  • Se puede presentar sangrado vaginal por algunas semanas. (Emplea toallas higiénicas en estos casos, pero nunca tampones.
  • Si presentas algunos síntomas de infección, como fiebre y coloración roja  o pus en la incisión acude al médico lo antes posible.
  • Lava diariamente con agua y jabon la herida y no apliques soluciones irritantes (Isodine, jabon antiseptico, agua oxigenada, etc) a menos que un médico lo indique.
  • No cubras en exceso la herida, permite que tenga una buena ventilación y viste ropa de algodon.

Como vemos, es cuestión de estar atentas con la incisión para asegurar que la cicatriz de la cesárea se cure adecuadamente.

Embarazo: ¿debo usar un cinturón de seguridad?

mayo 15, 2009 por  
Archivado Bajo Tips

¿Debo usar un cinturón de seguridad mientras estoy embarazada?
Si, usted siempre debe usar un cinturón de seguridad. Usar su cinturón de seguridad la protege a usted y a su bebé de lesión o muerte en un accidente automovilístico. Usted debe usar un cinturón de seguridad independientemente de donde se siente en el carro.

¿Cómo debo usar mi cinturón de seguridad?
El cinturón de seguridad debe ser de restricción en tres puntos. Esto significa que debe tener una correa alrededor del regazo y una alrededor del hombro. Los cinturones alrededor del regazo y del hombro impiden que usted sea expulsado del auto durante un accidente. La correa del hombro también mantiene la presión de su cuerpo alejada del bebé después de un accidente.

Asegúrese de ponerse su cinturón de seguridad correctamente. La correa del regazo debe ir por debajo de su barriga, a través de sus caderas y lo más alto posible sobre sus muslos. La correa del hombro debe ir en medio de sus senos y hacia afuera a un lado de su barriga. Las correas del cinturón de seguridad jamás deben ir directamente de lado a lado de su estómago. El cinturón de seguridad debe quedarle cómodo. Si es posible, ajuste la altura de la correa del hombro para que le quede correctamente.

¿Y con respecto a las bolsas de aire?
La mayoría de los expertos están de acuerdo en que las bolsas de aire son seguras y que pueden proteger a las mujeres embarazadas de lesiones en la cabeza. Las bolsas de aire en su automóvil no deben desactivarse cuando usted esté embarazada. Para estar segura debe mover el asiento lo más que pueda hacia atrás e inclinar el asiento para dejar espacio entre su barriga y el timón o el tablero del automóvil.

Las bolsas de aire no son un substituto para un cinturón de seguridad, por lo tanto siempre lleve puesto su cinturón de seguridad incluso si su automóvil tiene bolsas de aire.

¿Dónde debo sentarme si soy pasajera?
No se ha demostrado que el lugar donde la madre se sienta tenga algun efecto sobre la seguridad delbebé durante un accidente automovilístico. Sin embargo, si usted no es quien está manejando, debe sentarse en el asiento de atrás. Las lesiones de accidentes automovilísticos tienden a ser menos graves en las personas que están sentadas en el asiento de atrás. Pero todavía es importante usar un cinturón de seguridad.

¿Qué debo hacer si estoy envuelta en un accidente automovilístico?
Debe obtener tratamiento enseguida, incluso si usted no piensa que está lastimada. La mayoría de las lesiones en el bebé ocurren a las pocas horas después de un accidente. Su médico necesita examinarla a usted y al bebé lo más pronto posible después de un accidente automovilístico, especialmente si usted tiene más de seis meses de embarazo.

¿En qué señas de alarma debo fijarme después de un accidente automovilístico?
Llame a su médico enseguida si tiene dolor en su barriga, si le sale sangre o algún líquido de su vagina o si tiene contracciones.

¿Como Prevenir la Toxoplasmosis?

mayo 7, 2009 por  
Archivado Bajo Tips

¿Qué es la toxoplasmosis?

La toxoplasmosis es una infección provocada por un parásito unicelular llamado Toxoplasma gondii. Si bien muchas personas pueden estar infectadas con el toxoplasma, muy pocas tienen síntomas, porque el sistema inmunológico normalmente impide que el parásito cause enfermedad. Los bebés que resultan infectados antes del nacimiento pueden nacer con graves problemas mentales o físicos.

La toxoplasmosis a menudo presenta síntomas similares a la gripa, con inflamación de los ganglios o dolores musculares que persisten por períodos que van de unos días a varias semanas. Es posible practicar exámenes a las madres para determinar si han desarrollado anticuerpos contra la enfermedad. Los exámenes del feto pueden incluir ecografías o un examen del líquido amniótico o de la sangre del cordón umbilical. El tratamiento puede incluir antibióticos.

La Prevención de la toxoplasmosis:

Los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades (Center for Disease Control and Prevention, su sigla en inglés es CDC) recomiendan las siguientes medidas para prevenir la infección con toxoplasmosis:

  • Utilizar guantes al trabajar en el jardín o llevar a cabo tareas a la intemperie que consistan en manipular tierra. Los gatos, en cuyas heces puede estar incluido el parásito, suelen utilizar los jardines y areneros como caja sanitaria. Lavarse bien las manos con jabón y agua tibia después de realizar actividades a la intemperie, en especial antes de comer o preparar alimentos.
  • Pedirle a una persona sana y no embarazada que cambie la caja sanitaria del gato. Si esto no fuera posible, utilizar guantes y limpiar la caja sanitaria a diario (el parásito que se encuentra en las heces de los gatos sólo puede infectar durante unos pocos días después de la defecación). Lavarse bien las manos con jabón y agua tibia después de manipular carne cruda.
  • Pedirle a una persona sana y no embarazada que manipule la carne cruda en su lugar. Si esto no fuera posible, usar guantes de látex limpios cuando toque carne cruda y lavar la tabla de cortar, pileta, cuchillos y otros utensilios que puedan haber estado en contacto con carne cruda. Lavarse bien las manos con jabón y agua tibia después de manipular carne cruda.
  • Cocinar bien la carne, es decir, hasta que el centro no esté rosado o los jugos sean transparentes. No probar la carne antes de que se haya cocinado por completo.

Siguiente Página »