RECUPERANDO TU PESO DESPUES DEL EMBARAZO.

enero 18, 2009 por  
Archivado Bajo Posparto

RECUPERANDO TU PESO DESPUES DEL EMBARAZO.

Una dieta saludable y ejercicio periódico aumentarán su nivel de energía y le ayudarán a tener un mejor estilo de vida. Tener un bebé y cuidar del recién nacido es un trabajo duro. Tardará un tiempo para recobrar su fuerza después de la tensión del embarazo y nacimiento. Usted debe permitirle tiempo al cuerpo para recuperarse. Pero, en cuanto usted se sienta capaz, hable con su médico sobre cuando puede empezar un programa de ejercicio.

Los beneficios del ejercicio
El ejercicio diario puede ayudar a restaurar la fuerza del músculo y entereza a su cuerpo. El ejercicio puede disminuir su cansancio porque aumenta su nivel de energía y mejora su bienestar.
Durante el embarazo los músculos abdominales se estiran. Toma tiempo para obtener un tono muscular óptimo. Usted puede hacer algunos ejercicios simples para ayudar a tonificar los músculos.

¿Cuándo puedo empezar?
Verifique con su médico antes de empezar un programa de ejercicio. Usted debe empezar cuando usted se sienta bien y lo mantendrá por el tiempo necesario. Siga las mismas pautas que hizo cuando estaba embarazada. Si usted tuviera un nacimiento vía cesárea, un nacimiento difícil, o con complicaciones, puede tomar un poco más de tiempo para sentirse lista e iniciar el ejercicio.
Si usted no ejercitó durante el embarazo, inicie con los ejercicios fáciles y después continúe con los más duros. Si usted se ejercitó regularmente a lo largo del embarazo, tiene más ventaja. Sin embargo no debe intentar reasumir su paso anterior inmediatamente.
Iniciando
Caminar es una manera buena de volver a ponerse en forma. Los paseos rápidos la prepararán para el ejercicio más vigoroso cuando usted se sienta bien. Caminar es una buena opción para el ejercicio porque la única cosa que usted necesita es un par de zapatos cómodos. También es libre, y usted puede hacerlo casi en cualquier lugar o tiempo.
También es bueno caminar porque puede salir con su bebé. Ambos pueden salir de la casa para el ejercicio y el aire fresco sin necesitar a alguien para el cuidado del niño. Ver a otras personas y caminar al aire libre pueden reducir las tensiones.
Pruebe los ejercicios aquí recomendados, estos le ayudarán a entrar en forma seguramente.
Cuando usted se sienta más fuerte, intente realizar ejercicios más vigorosos. Un buen programa fortalecerá a su corazón y sus pulmones y tonificará sus músculos.
Hay sitios especiales donde imparten clases en que usted puede inscribirse; su médico o enfermera pueden ayudarle a encontrar algunas buenas clases.

Su Programa de Ejercicio
Su entrenamiento siempre debe incluir tiempo para calentar y enfriarse; esto ayudará a que se reduzca el riesgo de lesión a los músculos.
Calentamiento
Antes de que usted empiece cada sesión de ejercicio, siempre caliente durante 5–10 minutos. ésta es actividad ligera, que prepara sus músculos para el ejercicio. Cuando usted caliente, estire sus músculos para evitar lesiones. Sostenga cada estiramiento por 10–20 segundos.
La frecuencia cardiaca
Usted debe ejercitar para que sus latidos cardiacos obtengan un nivel que le dará un mejor entrenamiento. Esto se llama proporción cardiaca designada. Para verificar su proporción cardiaca, cuente los latidos sintiendo el pulso en su muñeca. Cuente durante 10 segundos. Multiplique esta cuenta por 6 para conseguir el número de latidos por minuto.
La inserción da las pautas por encontrar su proporción cardiaca designada. Es aproximadamente 60–80% de su proporción del corazón máxima (lo más rápido que su corazón puede latir). El ejercicio que produce una proporción del corazón previa del 80% de su proporción del corazón máxima puede ser demasiado a menos que usted está en la cima la forma física. El ejercicio que produce una proporción cardiaca debajo de 60% da muy poco acondicionamiento.
Cuando usted comienza su programa de ejercicio, trate de llegar al rango mas bajo de su proporción cardiaca designada (60%). Cuando usted entra en forma óptima, despacio intégrese al extremo más alto de su proporción cardiaca designada (80%). Usted debe tratar de ejercitar aproximadamente 20–30 minutos estando mientras en su proporción cardiaca designada.

Enfriamiento
Después de ejercitar, relaje su musculatura retardando su actividad. Esto permite a su proporción cardiaca volver a los niveles normales. Relajando durante 5–10 minutos y estirando de nuevo también es auxiliar en la prevención de lesiones musculares. Sostenga cada estiramiento durante 20–30 segundos.

Tenga presente
• El uso ropa cómoda que le ayudará a mantenerse fresca.
• Lleve un sostén que encaja bien y da el apoyo suficiente para ayudar a proteger sus senos.
• Beber suficiente agua.:

Finalmente…
El ejercicio después de que usted tiene su bebé puede ayudarle a volver en forma. Puede mejorar su bienestar físico y mental. Antes de que usted empiece su programa del ejercicio, hable con su médico. Entonces siga las pautas dadas aquí para iniciar un programa de ejercicio eficaz.

Ejercicios Posparto
Flexión–Extensión de la Pierna
 

Este ejercicio simple tonifica su abdomen y músculos de la pierna. Si usted tuviera un nacimiento vía cesárea, no pone mucha tensión en su incisión. Intente hacer lo varias veces por día.
• Acuéstese boca arriba y doble sus rodillas ligeramente.
• Inhale, y resbale la pierna derecha flexionada a una posición recta.
• Exhale, y dóblelo atrás de nuevo.
• Esté segura de mantener ambos pies en el suelo y dejarlos relajados.
• Repita con su pierna izquierda.
Levantamiento de hombro

Empiece este ejercicio levantando poco los hombros. Cuando usted pueda hacer 10 alzamientos del hombro con facilidad, trate llevar sus hombros más alto.
• Inhale y relaje su abdomen.
• Exhale despacio y alce su cabeza y hombros fuera del suelo. Alcance con sus brazos para que usted no los use de apoyo. Si esto molesta su cuello, ponga ambas manos detrás de su cabeza.
• Inhale mientras usted baja sus hombros al suelo.

Levantamiento de cabeza
 Los levantamientos de la cabeza pueden progresar para echarse sobre la espalda y alzar el hombro hasta abdominales. éstos fortalecen los músculos abdominales. Cuando usted pueda hacer 10 alzamientos de la cabeza con la facilidad, siga y levante ahora los hombros.
• Acuéstese con sus brazos a ambos lados.
• Mantenga su región lumbar pegada al suelo.
• Doble sus rodillas para que sus pies sean llanos en el suelo.
• Inhale y relaje su abdomen.
• Exhale despacio cuando usted eleve la cabeza fuera del suelo.
• Inhale mientras baja la cabeza de nuevo.

Abdominales 

Empiece este ejercicio la misma manera que usted encabezaría el levantamiento de cabeza.
• Inhale y relaje su abdomen.
• Exhale. Alcance con sus brazos, y despacio levanta su torso hasta que sea a mitad de camino entre sus rodillas y el suelo (sobre un 45º ángulo). Si usted necesita más apoyo por su cuello y cabeza, ponga sus manos detrás de la misma.
• Inhale cuando baje su torso al suelo.

Rotación Pélvica en Cuatro Extremidades (Inclinación Pélvica)

Inclinando su pelvis atrás fortalecen sus músculos abdominales.
• Colóquese boca abajo, sujetando el peso con manos y rodillas. Su espalda debe descansarse, no debe encorvarse ni debe arquearse.
• Inhale.
• Exhale y tire que sus glúteos, mientras ruede el hueso púbico hacia arriba.
• Sostenga y haga una cuenta de tres.
• Inhale y relájese.
• Repita cinco veces. Agregue una o dos repeticiones por día si usted puede.

Ejercicios de Kegel
Estos ejercicios aumentan el tono de sus músculos del suelo pélvico. Esto, a su vez, controla el goteo de la vejiga, ayuda al perineo a sanar, y aprieta una vagina alargada después del nacimiento.
• Apriete los músculos con los que usted acostumbra a detener el flujo de orina.
• Manténgase así por un espacio de 10 segundos.
• Haga los ejercicios continuos por lo menos 10–20 veces tres veces por día.

ANTICONCEPCION POSTPARTO: DISPOSITIVO INTRAUTERINO.

enero 18, 2009 por  
Archivado Bajo Posparto

ANTICONCEPCION POSTPARTO: DISPOSITIVO INTRAUTERINO.

El dispositivo del intrauterino (DIU) es un tipo de anticonceptivo. Consiste en un dispositivo pequeño de plástico que se introduce y permanece introducido en el útero para evitar que ocurra un embarazo. Este folleto explicará:

La reproducción
Para entender cómo funciona el dispositivo intrauterino, debes saber lo que pasa durante la reproducción. La mujer tiene dos ovarios, uno en cada lado del útero. Cada mes, uno de los ovarios libera un óvulo en una trompa de Falopio. Esto se llama ovulación. Por lo general ocurre aproximadamente de los 12 a los 14 días antes del comienzo del período menstrual.
Una mujer puede quedar embarazada si tiene relaciones sexuales durante el período de ovulación. Durante las relaciones sexuales, el hombre eyacula espermatozoides dentro de la vagina. Los espermatozoides viajan hacia arriba por el cuello uterino y entran en las trompas de Falopio.
Si un espermatozoide encuentra un óvulo en una trompa de Falopio, podría ocurrir lo que se denomina fertilización, es decir, la unión de un óvulo con un espermatozoide. El óvulo fertilizado entonces se traslada por la trompa de Falopio hacia el útero. Ahí se adhiere a la membrana que cubre el útero y comienza a desarrollarse en un feto.

Tipos de dispositivos intrauterinos

Aunque hay varios tipos de dispositivos intrauterinos (DIU), en la actualidad sólo dos están disponibles en México: el dispositivo intrauterino hormonal y el dispositivo intrauterino de cobre. El DIU hormonal debe reemplazarse cada 5 años. El DIU de cobre puede permanecer en el cuerpo hasta 10 años. Inmediatamente después de extraer el dispositivo intrauterino, éste pierde la capacidad para proteger contra embarazos.
El DIU es más eficaz que la mayoría de los demás métodos anticonceptivos. Sin embargo, el dispositivo intrauterino no protege contra enfermedades venéreas (de transmisión sexual).
El dispositivo intrauterino es un método anticonceptivo muy popular por todo el mundo. Los dispositivos intrauterinos existentes ahora son seguros y más eficaces. El diseño de estos dispositivos ha cambiado y los médicos son cuidadosos a la hora de seleccionar las pacientes que pueden usarlos.

Cómo funciona el dispositivo intrauterino
Ambos tipos de dispositivos intrauterinos tienen forma de T, pero actúan distinto. El DIU hormonal secreta pequeñas cantidades de la hormona progestina en el útero. Esto aumenta la densidad del moco cervical reduciendo la posibilidad de que un espermatozoide entre por el cuello uterino. También puede reducir la actividad de los espermatozoides y disminuir la probabilidad de que un espermatozoide y el óvulo vivan en la trompa de Falopio. Además, reduce el grosor de la membrana del útero. Al hacerlo, evita que el óvulo fertilizado se adhiera y hace más leves los períodos menstruales.
El DIU de cobre secreta pequeñas cantidades de cobre en el útero. Esto puede evitar la fertilización del óvulo o su adhesión a las paredes del útero. El cobre también evita que los espermatozoides pasen del útero a las trompas de Falopio y reduce la capacidad de los espermatozoides de fertilizar el óvulo.

La inserción de un dispositivo intrauterino
Es necesario que un médico inserte y extraiga un dispositivo intrauterino. El médico realizará un examen rutinario para asegurarse que se pueda usar. Este examen podría consistir de lo siguiente:

  • Evaluar tu historial médico
  • Realizar una prueba de embarazo
  • Tomar una muestra de la vagina y el cuello uterino para determinar si hay infecciones

Es posible que algunas mujeres no puedan usar un dispositivo intrauterino. El tamaño o la forma del útero de la mujer podrían no ser compatibles con el dispositivo intrauterino. Las mujeres que han tenido resultados anormales recientes en una prueba de Papanicolaou u otros padecimientos médicos no deben usar un DIU.
Te podrían pedir que leas y firmes un formulario de consentimiento antes de usar un dispositivo intrauterino. Asegúrate de entender todo lo relacionado con la inserción de este dispositivo. Si tienes preguntas, habla con tu médico.

No debes usar un dispositivo intrauterino si:

  • Estás embarazada
  • Tienes o has tenido durante los últimos 3 meses una enfermedad inflamatoria pélvica
  • Tienes o sospechas que tienes cáncer genital femenino
  • Tienes sangrado vaginal que no es normal
  • Tienes o has tenido durante los últimos 3 meses ciertas infecciones pélvicas
  • Tienes una enfermedad venérea
  • Tienes ciertos padecimientos del hígado (sólo para el DIU hormonal)
  • Eres alérgica a alguna parte del dispositivo intrauterino
  • Tienes fibromas u otros problemas que pueden interferir con la introducción de un dispositivo intrauterino

El DIU a menudo se introduce durante o inmediatamente después del período menstrual. El médico coloca el dispositivo intrauterino dentro de un tubo largo, delgado y plástico. Luego coloca este tubo en la vagina y lo pasa por el cuello uterino hasta llegar al útero. El dispositivo intrauterino se empuja entonces fuera del tubo plástico y se introduce en el útero. El dispositivo intrauterino se abre rápidamente y se coloca en su sitio. Después se retira el tubo.

La inserción del dispositivo intrauterino no requiere anestesia (alivio para el dolor), aunque puede ser que sientas alguna molestia. Puede ser útil tomar un medicamento para el dolor sin receta antes del procedimiento. A veces, el médico usa un anestésico local para introducir el DIU.
Una vez introducido, el médico te mostrará lo que debes hacer para asegurarte que el dispositivo intrauterino esté colocado correctamente. Cada dispositivo intrauterino viene con un cordón o “cola” hecho de un hilo plástico delgado. Después de introducirlo, la cola se recorta para que 1 a 2 pulgadas sobresalgan del cuello uterino en la vagina. Podrás determinar la colocación del dispositivo intrauterino por la colocación de este cordón. El cordón no te molestará, pero es posible que tu pareja lo perciba con el pene. Esto no afectará la sensación sexual.
Es importante comprobar la colocación de este cordón regularmente. Para hacerlo, debes introducir un dedo en la vagina y tocar alrededor del área del cordón. Puedes hacerlo en cualquier momento, pero es más fácil recordarlo si se hace inmediatamente después del período menstrual. Si no percibes el cordón o si tocas el dispositivo intrauterino, llama a tu médico. Es posible que el dispositivo intrauterino se haya salido de su sitio. Usa otro método anticonceptivo hasta que se examine el dispositivo intrauterino.
Si puedes tocar el dispositivo intrauterino, acude a tu médico. No lo extraigas tú misma.
Beneficios
Durante el primer año de uso, aproximadamente 8 de cada 1,000 mujeres que usan el DIU de cobre y 1 de cada 1,000 mujeres que usan el hormonal quedan embarazadas. Esto hace del dispositivo intrauterino uno de los métodos anticonceptivos más eficaces en el mercado. El dispositivo intrauterino también tiene muchos otros beneficios:

  • Es fácil de usar. Una vez que se haya insertado, no es necesario hacer nada más para evitar que ocurra un embarazo.
  • No afecta las relaciones sexuales ni las actividades diarias. Puedes usar un tampón junto con el dispositivo intrauterino.
  • La actividad física no hace que se desprenda el dispositivo intrauterino.

El DIU hormonal puede reducir y, en algunos casos, tratar el dolor y el sangrado menstrual. También puede usarse para tratar síntomas de la menopausia en algunas mujeres. El DIU de cobre puede usarse como anticonceptivo de emergencia. Para que sea eficaz, debe introducirse en el útero dentro de los primeros 5 días de haber tenido relaciones sexuales sin protección.

DEPRESION POSTPARTO.

enero 18, 2009 por  
Archivado Bajo Posparto

DEPRESION POSTPARTO.

Tener un hijo es un tiempo de alegría para la mayoría de las mujeres. Después del parto, sin embargo, muchas madres se sienten tristes, asustadas, enfadadas, o ansiosas. La mayoría de las nuevas madres tiene estos sentimientos  a los que se conoce como Melancolía postparto, que casi siempre desaparece en unos días.
Aproximadamente 10% de nuevas madres tienen un problema mayor llamado la depresión posparto. La depresión posparto dura más mucho tiempo y es más intensa. Requiere a menudo de consejo y tratamiento. La depresión posparto puede ocurrir después de cualquier nacimiento, no sólo el primero.

Melancolía posparto.
Muchas nuevas madres son sorprendidas pues se sienten débiles, solas y perturbadas después del nacimiento. Sus sentimientos no parecen coincidir con los sentimientos que pensaron que ellas tendrían. Ellas se preguntan, ¿porqué me siento deprimida?; y temen que esos sentimientos sean de un mala madre.
De hecho, aproximadamente 70–80% de mujeres padecen melancolía posparto después del parto. Aproximadamente 2–3 días después del nacimiento, ellas empiezan a sentirse deprimidas, ansiosas y disgustadas. No hay una razón clara que justifique esos sentimientos, ellas pueden sentirse enfadadas con el nuevo bebé, su compañero, o sus otros niños.
• Pueden llorar sin razón clara
• Pueden tener problemas para dormir, comer y hacer sus actividades diarias
• Casi siempre se preguntan si pueden llegar a querer al bebé
Estos sentimientos pueden venir y persistir en los primeros días después del parto. Esto parece extraño y asusta en el momento. La melancolía posparto desaparece a menudo en unas horas o una semana con o sin tratamiento.

La Depresión Posparto
Las mujeres con depresión posparto tienen sentimientos fuertes de tristeza, ansiedad o desesperación aparte tienen problemas para cumplir con sus tareas diarias. Sin tratamiento, la depresión posparto puede empeorarse o puede durar mucho más tiempo.
La depresión posparto probablemente ocurre más en mujeres en las que falta el apoyo de una pareja o quién haya tenido:
• La depresión posparto en un evento obstétrico previo
• Una enfermedad psiquiátrica
• Una tensión reciente, como perder un ser amado, la enfermedad de un familiar o cambio de residencia
• Sospechar si los síntomas persisten por mas de 1 mes.
La depresión posparto no parece relacionarse con la edad de la madre o el número de niños que ha tenido.
Algunas nuevas madres desarrollarán una enfermedad mental más crítica. Esto ocurre en 1–3 casos por cada 1,000 nacimientos. Las mujeres están más en riesgo si han tenido depresión maníaca (trastorno bipolar) o esquizofrenia o si los miembros familiares han tenido estas enfermedades.

Las razones para la depresión posparto
Es probable que la depresión posparto sea el resultado de la combinación de factores corporales, mentales y de estilo de vida. Ninguna mujer tiene el mismo maquillaje biológico o experiencias de vida. Esto puede ser el porqué algunas mujeres tienen la depresión posparto y otras no la presentan. También puede explicar el que una mujer puede cubrir con las demandas de vida cotidiana pero puede encontrar la tensión de un nuevo bebé difícil de manejar.
Cambios del cuerpo
El posparto es un tiempo de grandes cambios en el cuerpo. Estos cambios pueden afectar el humor de una mujer y la conducta por días o semanas.
Los niveles de las hormonas, estrógeno y progesterona, decaen grandemente horas después del parto. Este cambio puede activar la depresión del mismo modo que los cambios más pequeños en los niveles hormonales pueden activar que el humor cambie y se tense la mujer antes de los periodos menstruales. Algunas mujeres se molestan más por estos cambios que otras.
Niveles de Hormonas.

Los niveles de la hormona tiroidea también pueden decaer grandemente después del nacimiento. Si estos niveles son demasiado bajos, la nueva madre puede tener síntomas parecidos a depresión, como los cambios de humor, nerviosismo, fatiga, durmiendo mucho y tensión.
Muchas mujeres se sienten muy cansadas después del nacimiento. Puede tomar semanas para que una mujer recobre su fuerza normal. Algunas mujeres tienen sus bebés por la vía cesárea; y debido a que es una cirugía mayor, tardarán más tiempo en recuperarse.
También, las nuevas madres raramente consiguen el descanso que necesitan. En el hospital, las visitas familiares pueden evitar un descanso adecuado así como las rutinas del hospital y la alimentación del nuevo bebe. En casa, deben hacerse los alimentos del bebé cuidando los horarios, combinándolos con las tareas de la casa. Así un mal sueño puede continuar por varios meses, y esto ser una razón para la depresión.
Aspectos Emocionales
Muchos factores emocionales pueden afectar la autoestima de una mujer y la manera que ella trata la tensión. Esto puede incrementar la depresión posparto.
Los sentimientos de duda sobre el embarazo son comunes. El embarazo pudo no haber sido planeado. Incluso cuando un embarazo se planea, 9 meses pueden no ser suficiente tiempo para una pareja ajustarse al esfuerzo extra de querer a un bebé.
El bebé puede nacer prematuramente y puede causar cambios de la rutina en casa, una nueva carga de trabajo que los padres no esperaban. Si el bebé nace con algún defecto congénito puede ser aún más complicado para los padres.
Los sentimientos encontrados de una mujer a veces contribuyen. Ella pudo haber perdido a su propia madre temprano o puede haber tenido una relación pobre con ella. Esto podría causarle inseguridad en sus sentimientos hacia el nuevo bebé; pudiendo creer que queriendo al niño la llevarán al dolor o a la pérdida.
Los sentimientos de pérdida son comunes después de tener un bebé. Esto puede agregarse a la depresión. La pérdida puede adquirir muchas formas.
• La pérdida de libertad.
• La pérdida de una vieja identidad.
• La pérdida de una figura, una buena figura delgada y tener sentimientos repudio al sexo.
Factores de estilo de vida
Un factor mayor en la depresión del posparto es la falta de apoyo de otros. El apoyo firme de la pareja de una nueva madre es un consuelo durante el embarazo y después del nacimiento. Ayuda cuando la pareja está deseosa de asumir los quehaceres de la casa y compartir en el cuidado del niño. Si una mujer vive lejos de su familia, puede que le falte apoyo.
Problemas amamantando pueden hacer una nueva percepción de la madre deprimida. Las nuevas madres no deben sentirse culpables si no pueden amamantar o si ella deciden suspender la lactancia. El bebé puede nutrirse bien con la fórmula.

El Papel de los Mitos
Hay mujeres que tienen la idea de la madre perfecta. Tres mitos sobre ser una madre son comunes:
Mito #1: la Maternidad Es Instintiva. Las madres nuevas sienten que deben querer de primera instancia al recién nacido. De hecho, las nuevas madres necesitan aprender las habilidades de los cuidados maternales como se aprende cualquier otra habilidad en la vida, lo cual requiere de tiempo y paciencia. Cuando las habilidades de la madre crezcan, se incrementará su seguridad.
Las nuevas madres también pueden creer que deben sentirse de cierta manera con el recién nacido o de lo contrario no son maternales. Algunas mujeres se sienten muy jóvenes para atender a sus infantes, el binomio madre – bebé toma tiempo, incluso semanas. Cuando los sentimientos de maternidad se presentan deben nutrirse.
Mito #2: El Bebé Perfecto. La mayoría de las mujeres sueña con que su recién nacido lo será; cuando el bebé nace lo que se obtiene no puede igualar al niño de sus sueños.
También, los bebés tienen personalidades distintas; algunos bebés son más fáciles de cuidar; otros son melindrosos o tienen digestiones difíciles y no es fácil de confortar, con esto la madre puede encontrar más difícil de acoplarse a su bebé.
Mito #3: La Madre Perfecta. Para algunas mujeres, ser perfecta es una meta difícil de alcanzar y puede creer que son un fracaso.
Claro, ninguna madre es perfecta. La mayoría de las mujeres tienen el problema para encontrar el equilibrio entre querer a su nuevo bebé y mantenerse al ritmo de los deberes de la casa, otros niños y el trabajo.
Qué puede hacer
Si usted está sintiéndose deprimida después del nacimiento de su niño, hay algunas cosas que puede hacer para cuidar de usted y su bebé:
• Consiga suficiente descanso. No intente hacerlo todo. Intente tomar una siesta cuando sean las siestas del bebé.
• Pida ayuda de la familia y amigos, sobre todo si usted tiene otros niños. Tenga ayuda de su pareja por la noche con los alimentos.
• Tenga cuidado personal especial. Báñese y cámbiese cada día, y salga de la casa. Consiga a una niñera o lleve al bebé con usted. Dé un paseo, reúnase con amigos, y hable con otras nuevas madres.
• Pase tiempo con su pareja. Dígale cómo se siente. A menudo sólo hablar de sus cosas con otras personas en quienes usted confía puede proporcionarle alivio.
Llame a su médico si sus sentimientos no disminuyen después de unas semanas, la melancolía posparto que no ceden en unas semanas pueden ser una señal de una depresión más severa. Dígale a su médico si usted tiene miedo; podría descuidar o herir a su bebé.
Su médico puede referirlo a expertos en el tratamiento de la depresión. Estos expertos darán el apoyo emocional, le ayudarán a ordenar sus sentimientos, y le ayudarán a hacer los cambios en su vida necesarios.
También se le puede dar medicamentos para tratar la depresión. Si usted está amamantando a su bebé, hable con su médico, pregunte cualquier duda sobre el medicamento.
A veces se puede desarrollar una depresión más severa. La madre puede necesitar quedarse en el hospital hasta que pueda cuidar de ella y a su niño de nuevo.
Para mejorarse, mujeres con depresión posparto requieren de metas realistas y de apoyo. Aprenda a apoyarse en su familia. Las cosas pequeñas, diarias pueden representar una gran diferencia. Es importante tomar tiempo para usted, salga de la casa, y solicite ayuda a la familia y amigos. Haga lo que se necesita, y permita el descanso.
Finalmente…
Muchas nuevas madres sienten tristeza, miedo, enojo, y ansiedad después de tener un bebé. Esto es normal. No significa que usted es un fracaso como mujer o como madre o que usted tiene una enfermedad mental. Si los la melancolía posparto persiste por una semana o dos, usted puede tener la depresión posparto. Hable con su médico. Aun cuando su depresión sea severa, el tratamiento puede ayudarle a sanar pronto.

« Página anterior