El Embarazo Multiple.

mayo 7, 2009 por  
Archivado Bajo Etapas del embarazo

Qué es un embarazo múltiple?

El embarazo múltiple es aquél con dos o más fetos. Los siguientes son algunos de los nombres incluidos en esta categoría:

  • Mellizos – 2 fetos
  • Trillizos – 3 fetos
  • Cuatrillizos – 4 fetos
  • Quintillizos – 5 fetos
  • Sextillizos – 6 fetos
  • Septillizos -7 fetos

A pesar de que los embarazos múltiples representan sólo un pequeño porcentaje del total de nacimientos (menos del 3 por ciento), los nacimientos múltiples están en aumento. La tasa de nacimientos de mellizos ha aumentado un 59 por ciento desde 1980 y actualmente constituye el 3,1 por cada 1.000 nacidos vivos.

¿Cuáles son las causas del embarazo múltiple?

Existen muchos factores relacionados con un embarazo múltiple. Entre los factores naturales se puede incluir:

  • Herencia: Los antecedentes de embarazos múltiples en la familia aumentan las probabilidades de tener mellizos.
  • Edad madura: Las mujeres mayores de 30 años tienen más probabilidades de una concepción múltiple. En la actualidad muchas mujeres postergan la maternidad, y muchas veces el resultado es la concepción de mellizos.
  • Una alta paridad:  El hecho de haber tenido uno o más embarazos previos, en especial un embarazo múltiple, aumenta la probabilidad de tener un embarazo múltiple.
  • La raza: Las mujeres afroamericanas son más propensas a tener mellizos que cualquier otra raza. Otros factores que han aumentado mucho la tasa de nacimientos múltiples en los últimos años

Incluyen tecnologías reproductivas, como por ejemplo:

  • Medicamentos que estimulan la ovulación como el citrato de clomifeno y la hormona folículo estimulante (FSH) que facilitan la producción de óvulos que, si son fecundados, pueden resultar en bebés múltiples.

Las tecnologías de reproducción asistida como la fertilización in vitro (FIV) y otras técnicas que pueden ayudar a las parejas a concebir. Estas tecnologías suelen usar medicamentos que estimulan la ovulación para la producción de óvulos múltiples que luego se fecundados y se emplazan nuevamente en el útero para su desarrollo.

¿Cómo sucede el embarazo múltiple?

El embarazo múltiple suele suceder cuando más de un óvulo es fecundado y se implanta en el útero. Se llama a esto mellizos fraternos y puede producir varones, mujeres o una combinación de ambos. Los mellizos fraternos son sólo hermanos concebidos al mismo tiempo. Sin embargo, así como los hermanos suelen parecerse, los mellizos fraternos suelen ser muy similares. Los mellizos fraternos tiene cada uno su placenta y su bolsa amniótica.

A veces, un óvulo se fecunda y luego se divide en dos o más embriones. Se llama a esto gemelos idénticos y produce todos varones o todas mujeres. Los gemelos idénticos son genéticamente idénticos, y suelen parecerse tanto que incluso a sus padres les cuesta diferenciarlos. Sin embargo, estos niños tienen personalidades diferentes y son individuos diferentes. Los gemelos idénticos pueden tener placentas y bolsas amnióticas separadas, pero la mayoría comparte una placenta con bolsas separadas. En raras ocasiones, los gemelos idénticos comparten tanto la placenta como la bolsa amniótica.
¿Por qué el embarazo múltiple es una causa de preocupación?

Los embarazos múltiples son emocionantes y suelen ser un acontecimiento feliz para muchas parejas. Sin embargo, en un embarazo múltiple existe mayor riesgo de complicaciones. Entre las complicaciones más frecuentes se incluyen las siguientes:

Trabajo de parto y nacimiento prematuros

Cerca de la mitad de los mellizos y casi todos los nacimientos múltiples de más de dos fetos son prematuros (nacidos antes de las 37 semanas). Cuanto mayor es el número de fetos en el embarazo, mayor es el riesgo de nacimiento prematuro. Los bebés prematuros nacen antes de que sus cuerpos y sistemas de órganos hayan madurado por completo. Estos bebés suelen ser pequeños, tienen un peso bajo al nacer (menos de 2500 gramos), y pueden necesitar asistencia para respirar, comer, combatir las infecciones y mantener la temperatura corporal. Los bebés muy prematuros, aquellos que nacen antes de las 28 semanas, son muy vulnerables. Muchos de sus órganos pueden no estar preparados para vivir fuera del útero de la madre y pueden ser muy inmaduros para funcionar correctamente. Muchos bebés de nacimientos múltiples necesitarán atención en una unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN).

Hipertensión inducida por el embarazo

Las mujeres con fetos múltiples son tres veces más propensas a desarrollar alta presión sanguínea debido al embarazo. Este trastorno suele desarrollarse más precozmente y es más severo que en los embarazos de un solo bebé. También puede aumentar la probabilidad de desprendimiento de placenta (el desprendimiento temprano de la placenta).

Anemia

La anemia es dos veces más frecuente en los embarazos múltiples que en los simples.

Defectos congénitos

Los bebés de embarazos múltiples tienen el doble de riesgo de anormalidades congénitas (presentes en el nacimiento) incluidos los defectos del tubo neural (como la espina bífida), gastrointestinales y defectos cardíacos.

Aborto espontáneo

Un fenómeno llamado síndrome donde uno de los fetos desaparece (o se aborta espontáneamente), en general durante el primer trimestre. Es más frecuente en los embarazos múltiples. Esto puede estar acompañado o no de hemorragia. El riesgo de pérdida de embarazo aumenta también en los demás trimestres.

Síndrome de los gemelos transfusor – transfundido

El síndrome de los gemelos transfusor – transfundido es un trastorno de la placenta que se desarrollo sólo en los gemelos idénticos que comparten la placenta. Los vasos sanguíneos se conectan dentro de la placenta y desvían la sangre de un feto al otro. Sucede en casi el 15 por ciento de los mellizos que comparten la placenta.

Cantidades anormales de líquido amniótico

Las anormalidades del líquido amniótico son más frecuentes en los embarazos múltiples, en especial para los mellizos que comparten una placenta.

Parto por cesárea

Las posiciones fetales anormales aumentan las probabilidades de un nacimiento por cesárea.

Hemorragia posparto

En muchos embarazos múltiples, la amplia zona placentaria y el útero muy distendido ponen a la madre en riesgo de sangrado luego del parto.

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes del embarazo múltiple. Sin embargo, cada mujer puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas del embarazo múltiple pueden incluir:

  • El útero es más grande de los esperado para las fechas del embarazo
  • Aumento de las náuseas matutinas
  • Aumento del apetito
  • Aumento de peso excesivo, en especial al comienzo del embarazo
  • Movimientos fetales en diferentes partes del abdomen al mismo tiempo

¿Cómo se diagnostica un embarazo múltiple?

Muchas mujeres sospechan que están embarazadas de más de un bebé, en especial si ya han estado embarazadas. El diagnóstico de fetos múltiples puede realizarse a comienzos del embarazo, en especial si se han utilizado tecnologías reproductivas. Además del examen y la historia médica completa, el diagnóstico puede realizarse con lo siguiente:

Prueba en sangre para diagnóstico de embarazo

Los niveles de gonadotropina coriónica humana (hCG) pueden ser bastante elevados en los embarazos múltiples.

Alfafetoproteína

Los niveles de proteína liberada por el hígado del feto y encontrada en la sangre de la madre pueden ser altos cuando más de un feto está produciendo la proteína.

Ecografía

Técnica de diagnóstico por imágenes que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia y una computadora para crear imágenes de vasos sanguíneos, tejidos y órganos. Las ecografías se utilizan para observar los órganos internos en funcionamiento, y para examinar el torrente sanguíneo a través de diversos vasos (con un transductor vaginal, en general a principios del embarazo, o con un transductor abdominal en los embarazos más avanzados).

Control de un embarazo múltiple:

El control determinado de un embarazo múltiple será determinado por su médico basándose en:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica
  • La cantidad de fetos
  • Su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias
  • Sus expectativas para la evolución del embarazo
  • Su opinión o preferencia

El control de un embarazo múltiple puede incluir lo siguiente:

Aumento de la nutrición

Las madres embarazadas de dos o más fetos necesitan más calorías, proteínas y otros nutrientes incluido el hierro. Se recomienda también un mayor aumento de peso en los embarazos múltiples. El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos recomienda a las mujeres embarazadas de mellizos aumentar al menos entre 14 y 22 kilos.

Consultas prenatales más frecuentes (para controlar complicaciones y monitorear la nutrición y el aumento de peso)

Derivaciones

Es posible que sea ser necesaria la derivación a un especialista en medicina materna y fetal, llamado perinatólogo, para que realice estudios especiales y las evaluaciones de las ecografías y para que coordine el cuidado de las complicaciones.

Mayor reposo

Algunas mujeres pueden necesitar reposo en la cama (ya sea en casa o en el hospital según las complicaciones del embarazo o el número de fetos). Los embarazos múltiples de más de dos fetos suelen demandar reposo en cama a partir de la mitad del segundo trimestre.

Pruebas maternas y fetales

Se pueden necesitar exámenes para controlar la salud de los fetos, en especial si existen complicaciones en el embarazo.

¿Cómo es un parto múltiple?

El parto de bebés múltiples depende de muchos factores incluidos las posiciones fetales, la edad gestacional y la salud de la madre y de los fetos. En general, en caso de mellizos, si ambos fetos se encuentran en posición cefálica (con la cabeza hacia abajo) y no existen otras complicaciones, se puede realizar un parto por vía vaginal. Si el primer feto se encuentra en posición cefálica, pero el segundo no, el primer feto puede parirse por vía vaginal, y luego el segundo feto es sometido a versión externa o nace en posición podálica (de nalgas). Estos procedimientos pueden aumentar el riesgo de problemas como el prolapso o procidencia del cordón umbilical (cuando el cordón umbilical se desliza hacia abajo a través del orificio cervical). Puede ser necesario un nacimiento por cesárea de emergencia para el segundo feto. A menudo, si el primer feto no se encuentra en posición cefálica, ambos bebés nacen por cesárea. Muchos trillizos y bebés múltiples de mayor número nacen por cesárea.

El parto por vía vaginal puede realizarse en una sala de operaciones debido a los mayores riesgos de complicaciones durante el nacimiento y la necesidad de parto por cesárea. El parto por cesárea suele ser necesario para los fetos que se encuentran en posiciones anormales, por ciertos trastornos médicos de la madre y por sufrimiento fetal.

El cuidado de los bebés de nacimientos múltiples:

Debido a que muchos bebés múltiples son pequeños y prematuros, es probable que al principio deban ser cuidados en una unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN). Una vez que los bebés pueden alimentarse, crecer y mantener la temperatura corporal, suelen ser dados de alta. Otros bebés, que son saludables al nacer, pueden necesitar sólo un control reducido en una sala de cuidados especiales.

Las familias con más de un bebé necesitan ayuda de sus familias y amigos. Los primeros dos meses suelen ser los más difíciles ya que todos están aprendiendo a lidiar con las alimentaciones frecuentes, la falta de sueño y el poco tiempo para sí mismos. La ayuda en las tareas domésticas y diarias puede permitirle a la madre el tiempo que necesita para conocer mejor a sus bebés, alimentarlos y descansar y recuperarse del parto.

Las Fases del Parto.

marzo 24, 2009 por  
Archivado Bajo Etapas del embarazo

El nacimiento del bebé se acerca. Todas las pruebas han confirmado que tu hijo está bien. Ahora, te inquieta pensar cómo será el parto. Aunque cada alumbramiento es diferente, todos pasan por tres etapas: dilatación, expulsivo y alumbramiento. Conocer cómo se desarrolla, puede ayudarte a afrontarlo con más serenidad.

Además de una fase previa al proceso de parto en sí y durante la cual tiene lugar el borramiento del cuello del útero, el parto en sí se desarrolla en tres:

  • Preparto: Borrado de cérvix
  • Parto (Primera fase): Dilatación
  • Parto (segunda fase): Expulsivo
  • Parto (tercera fase): Alumbramiento

Preparto: Borrado del cérvix


La oxitocina pasa suavemente a la sangre y la mujer empieza a tener contracciones poco perceptibles. Es posible que experimentes un dolor similar al de la regla o que ni siquiera te des cuenta.

En esta etapa, entre las 48 y las 72 horas horas previas al parto, las contracciones van borrando (acortando) el cuello del útero o cérvix. Durante el embarazo, se ha ido alargando hasta medir de dos y medio a tres centímetros, y ahora se reducirá a menos de medio centímetro. Tiene que borrarse por completo para que empiece a dilatarse (ensancharse para que el niño tenga sitio para salir).

El cuello del útero está sellado por el tapón mucoso, que ha protegido al feto de infecciones que pueden entrar por esa zona. Suele expulsarse durante los momentos previos al parto, aunque a veces se pierde días antes de dar a luz. Puede que veamos un pequeño manchado en la ropa interior o que no nos demos ni cuenta de que lo hemos expulsado.
Esta etapa no es dolorosa. Si sentimos algún síntoma, lo mejor es continuar tranquilamente con la vida normal, haciendo cosas que nos distraigan.

Parto (Primera fase): Dilatación

Una vez borrado el cuello y expulsado el tapón comienza la dilatación del cuello. En unas horas o días pasará de cero a diez centímetros. Esta fase tiene, a su vez, dos etapas: dilatación pasiva y dilatación activa.

  • Dilatación pasiva: de cero a tres centímetros.

Tardaremos entre seis y ocho horas en dilatar los tres primeros centímetros, aunque podemos emplear hasta un día entero. Las contracciones han empezado a ser más perceptibles, aunque aún muy irregulares (cada diez minutos, cada doce… ).

Mujer dilatando, primera fase del parto con el paso de las horas las contracciones van ganando fuerza y acercándose en el tiempo, hasta que llegamos a las que nos anuncian el principio del parto en sí: contracciones regulares de un minuto de duración, cada tres minutos. Es la hora de ir al hospital.

Qué sentimos: El dolor creciente y la consciencia de que el parto ha empezado pueden actualizar el miedo que ha estado latente todo el embarazo: ¿Podré, me dolerá mucho, saldrá todo bien? También emerge la alegría: ¡Por fin! En unas horas estaremos con nuestro hijo.

Si es nuestro segundo parto el cuello del útero se borra a la vez que se produce la dilatación pasiva, lo que acorta mucho el proceso. Ya hemos pasado por la experiencia y nos sentimos más seguras.

  • Dilatación activa: de tres a diez centímetros.

Se estima que en esta fase se dilata un centímetro por hora, aunque cada caso es diferente. Las contracciones ya son rítmicas y más seguidas (cada dos o tres minutos). El bebé está bajando por el canal del parto mientras el cuello del útero se ensancha para permitir la salida de nuestro hijo.

Es el momento de decidir si queremos o no la epidural. Si optamos por ella, la vivencia es muy diferente. Se pierde la sensibilidad al dolor y con ella la angustia y la ansiedad. La frustración puede hacer acto de presencia cuando la mujer percibe que pierde capacidad para empujar.

Qué sentimos: Normalmente, dolor durante las contracciones y, si somos capaces de desconectar, relajación al final de cada una.

La actitud mental y las técnicas de relajación pueden marcar la diferencia entre una dilatación angustiosa y otra llevadera. También poder elegir la postura, ya que hay mucha diferencia entre pasar las contracciones tumbada y pasarlas andando, sentada o a cuatro patas. En este momento la presencia de la pareja, una amiga o la madre son de gran ayuda: la mujer necesita sentirse segura, saber que hay alguien que la cuida y controla la situación.

En partos sucesivos ya sabremos qué postura nos alivia, qué cosas nos relajan y cuáles no. El niño baja mucho más rápido por el canal del parto -su hermano ha abierto el camino- y el tiempo hasta el expulsivo puede reducirse a la mitad.

Mujer en la segunda fase del parto: expulsivo


El expulsivo puede durar entre 15 minutos y una hora y media
Parto (Segunda fase): Expulsivo

«¡Ya veo la cabeza!». Es la frase que renueva las energías de la mujer, la que señala que el proceso está llegando a su fin.

La dilatación es ya de diez centímetros y la cabeza está al final del canal del parto. A veces el expulsivo es dirigido, pero si se espera a que la cabeza apoye bien, la mujer percibe una necesidad urgente e involuntaria de empujar, ¡como si el bebé estuviera haciéndolo desde dentro!

Durante el expulsivo las contracciones se vuelven a espaciar: se producen al menos cada tres minutos, pero también son más largas (un minuto y medio) y más dolorosas.

El expulsivo puede durar entre 15 minutos y una hora y media o más, dependiendo de las condiciones de la madre, su pelvis, cómo venga el niño… Suele ser más rápido cuando la mujer ya tiene más hijos. Si es necesario, se practica la episiotomía, una incisión en el periné para favorecer el paso del bebé.

Qué sentimos: Tras la primera alegría por el inminente nacimiento de nuestro hijo, puede sobrevenir el miedo intenso. Son miedos profundos e irracionales que se mezclan como en sueños, pero una ya está empujando con fuerza… y nace el niño. Con su llegada, un sentimiento de liberación y fortaleza embarga a la madre.

Parto (Tercera fase): Alumbramiento

Poco después del nacimiento se reanudan unas contracciones no dolorosas, que culminan con la expulsión de la placenta entre 15 minutos y una hora después del parto. A la expulsión de la placenta se le llama alumbramiento.

Los profesionales revisan el periné y dan unos puntos si ha habido desgarro o se ha practicado la episiotomía. La nueva madre recibe a su bebé en función de cómo se siente. La mayoría de las veces, emocionada. ¡Por fin le conoce!

Cuando la madre ve a su hijo se olvida del trabajo del parto. Ya ha nacido el bebé. Ahora, la mamá, aún en la sala de expulsión, puede relajarse y descansar durante unos diez minutos, hasta que vuelvan a aparecer nuevas contracciones que ayudarán a expulsar la placenta.

Qué sentimos: Si ha dado a luz con anestesia epidural, apenas notará las molestias. De no ser así, percibirá unos dolores semejantes a los del periodo de dilatación, pero menos intensos y duraderos. Desaparecerán enseguida. Estas últimas contracciones sirven para que la placenta se desprenda de la pared uterina y sea expulsada al exterior.

Tras comprobar que el útero se ha contraído bien y que no sangra en exceso, las enfermeras limpian y desinfectan la zona genital de la madre. Después, la trasladan a su cuarto, o a una sala de observación si se le ha administrado alguna anestesia.

La madre permacerá bajo vigilancia médica durante dos horas para comprobar su evolución, por si surgen complicaciones. Si no ha habido problemas durante el expulsivo, el niño ya está en brazos de su mamá. El miedo y los dolores ya se han olvidado y la mujer vive este momento como la experiencia más maravillosa de su vida.

¿Qué Esperas de Tu Visita al Ginecólogo?

febrero 28, 2009 por  
Archivado Bajo Etapas del embarazo

Su primera visita

Su primer examen debe ser durante las primeras 6 a 8 semanas de embarazo, o cuando tenga un retraso de 2 a 4 semanas en su período. Si visita a su médico en este momento, se podrá calcular la duración de su embarazo y su fecha de parto.

Durante la primera visita, es probable que le realicen un examen físico completo, que incluye el examen  pélvico. También le extraerán sangre para realizar los siguientes análisis:

  • Un hemograma completo
  • Tipificación sanguínea y análisis para detectar anticuerpos Rh (anticuerpos contra una sustancia presente en los glóbulos rojos en la mayoría de las personas)
  • Análisis de sífilis, hepatitis, gonorrea, clamidiasis y otras enfermedades de transmisión sexual, entre las que se incluye el virus de inmunodeficiencia humana (VIH)

Durante la primera visita, también se le hará un examen de orina y un Papanicolau para detectar cáncer cervical. Para realizar un Papanicolau, el médico utiliza un instrumento similar a un hisopo largo y raspa con suavidad la parte interna del cuello del útero (la abertura que conduce hacia el útero y que está ubicada en la parte superior de la vagina). Esto no suele doler; algunas mujeres dicen que sienten una pequeña puntada que sólo dura un segundo.

Visitas y análisis de rutina


Si goza de buena salud y no presenta factores de riesgo, deberá acudir al médico con la siguiente frecuencia:

  • Cada 4 semanas hasta la semana 28 del embarazo
  • Después, cada 2 semanas hasta la semana 36
  • De allí en adelante, una vez por semana, hasta el momento del parto

En cada examen, se registrará su peso y su presión sanguínea. A partir de la semana 22, también se mide el tamaño y la forma del útero a fin de determinar si el feto está creciendo y desarrollándose de manera normal.

En una o más de sus visitas, deberá realizarse un análisis de orina para medir el azúcar y las proteínas. Las proteínas pueden ser un indicio de preeclampsia (una afección que se desarrolla en la última etapa del embarazo y que se caracteriza por un incremento repentino de la presión sanguínea y un aumento de peso excesivo, con retención de líquidos y proteínas en la orina).

Los estudios para detectar diabetes suelen realizarse a las 12 semanas en mujeres con un mayor riesgo de sufrir de diabetes gestacional (ocurre sólo durante el embarazo). Las mujeres con mayor riesgo son las que presentan algunos de estos factores:

  • Han tenido un bebé de más de 9 4 kilos
  • Tienen antecedentes familiares de diabetes
  • Son obesas

Al resto de las mujeres embarazadas se les realizan análisis para detectar diabetes entre la semana 24 y la 28. En este examen, la mujer debe beber un líquido azucarado y, después de una hora, se realiza un análisis de glucosa en sangre (es necesario extraer sangre). Si el nivel de azúcar en la sangre es elevado, se vuelven a realizar estudios a fin de determinar si la mujer padece de diabetes gestacional.

¿Qué es la Episiotomía?

febrero 6, 2009 por  
Archivado Bajo Etapas del embarazo

Una episiotomía es un procedimiento quirúrgico que agranda la abertura de la vagina durante el parto, a través de una incisión del perineo (la piel y músculos que se encuentran entre la vulva y ano).
La episiotomía es la procedimiento que se realiza con mayor frecuencia en mujeres embarazadas que dan a luz por parto vaginal. Entre el 50% y 90% de las mujeres que se encuentran dado a luz a su primer hijo son sometidas a este procedimiento. Por décadas, las episiotomías han sido practicadas como un procedimiento de rutina para acelerar el parto durante la segunda etapa de la labor de parto, así como, para prevenir un desgarro de la vagina de la madre, en especial un desgarro serio que pueda extenderse hasta el ano. Se creía que el procedimiento también disminuía el traumatismo del bebé y protegía los músculos vaginales de la madre.

Las Episiotomías Pueden Ser Utiles Bajo Las Siguientes Condiciones:

• Cuando la labor de parto es muy rápida. Si usted no puede dejar de pujar ni frenar su labor de parto, doctores creen que un corte limpio puede ayudar a prevenir un desgarro grave.
• Cuando hay sufrimiento fetal o materno. Una episiotomía puede agilizar el parto si usted o su bebé están sufriendo complicaciones.
• Cuando el bebé es extremadamente grande . Una episiotomía puede ayudar a garantizar un parto seguro al ensanchar la abertura de la vagina.

Para la mayoría de las mujeres la cicatrización no tiene complicaciones, aunque puede tomar varias semanas. Usted puede ayudar a agilizar el proceso pidiéndole a las enfermeras que le apliquen compresas de hielo inmediatamente después del parto.
Para Continuar El Proceso De Cicatrización Durante Las Próximas Semanas Usted Debe:
• Utilizar baños de asiento unas cuantas veces al día y cambiar las toallas sanitarias con frecuencia.
• Tomar ablandadores de heces y comer mucha fibra para prevenir el estreñimiento.
• Realizar los ejercicios de Kegel. Contraiga por cinco minutos los músculos que utiliza para retener la orina, 10 veces al día durante sus actividades regulares.

Embarazo Semana a Semana.

enero 23, 2009 por  
Archivado Bajo Etapas del embarazo

DESARROLLO FETAL

Semana 4

  • En esta etapa, el bebé en desarrollo es llamado un embrión.
  • La cabeza se ha formado y comienzan a crecer brotes en las extremidades que pronto se convertirán en piernas y brazos.
  • Los primeros órganos en formarse son el corazón y los pulmones; a los 25 días el corazón comenzará a latir.
  • El cerebro y la médula espinal comienzan a formarse como un tubo neural.
  • El embrión pesa menos de una onza y tiene una longitud de aproximadamente 3 mm.

Semana 6

  • Comienzan a tomar forma la cabeza, la boca, el hígado y los intestinos de la nueva vida en gestación.
  • Se puede ya registrar la actividad cerebral; se forma el esqueleto y se desarrollan los reflejos. Los ojos permanecen abiertos, sin párpados.
  • Los dedos crecen hasta la primera articulación. El embrión tiene una longitud de aproximadamente 0.4 cms.

Semana 8

  • Comienza la formación de todos los órganos y sistemas principales del cuerpo.
  • Se forman los ojos, oídos, nariz, labios, lengua y brotes para los dientes. Los párpados están sellados.
  • Los órganos comienzan a ser controlados por el cerebro. Los dedos de las manos y de los pies, los tobillos y las muñecas están completamente formados.
  • El embrión pesa menos de una onza y tiene una longitud de aproximadamente 1.7 cms.

Semana 10

  • Aunque no del todo formadas, todas las partes del cuerpo – brazos, piernas, ojos, genitales y demás órganos – se encuentran presentes.
  • Se desarrollan los pulmones y el estómago y los intestinos se forman rápidamente.
  • El cordón umbilical está completo.
  • El feto mide ahora de 2.5-5 cms y pesa poco menos de una onza

Semana 12

  • Le han crecido uñas blandas en los dedos de manos y pies.
  • El feto ahora tiene 20 brotes que algún día serán dientes.
  • Ahora comenzará a madurar la formación completa de todos los órganos principales y el feto comienza a ganar peso durante todo el embarazo.
  • El feto ahora puede mover sus brazos y sus piernas.
  • El feto pesa alrededor de una onza y mide aproximadamente de 5- 7.5 cms

Semana 14

  • Se puede determinar el sexo del feto.
  • El cabello del feto comienza a crecer y las uñas de los dedos de las manos y de los pies se hallan perfectamente formadas. La cabeza y el cuerpo del bebé adquieren las debidas proporciones y el cuello toma forma.
  • Los brazos y las piernas comienzan a alargarse.
  • El feto mide ahora aproximadamente de 7.5 a 10 cms de longitud.

Semana 16

  • El movimiento aumenta y el feto mueve su cuerpo y traga. También puede escuchar una voz.
  • La piel es transparente y de color rosado.
  • El cordón umbilical es ahora lo suficientemente grueso para llevar substancias nutritivas de la madre al feto, así como toxinas y venenos del humo de tabaco, alcohol y otras drogas.
  • El cordón umbilical continúa creciendo y la placenta está completamente formada.
  • El feto pesa unas cinco onzas y mide aproximadamente de 10 a 12 cms de longitud.

Semana 18

  • Comienzan a sentirse los movimientos del feto al empezar a mostrarse más activo, extendiendo los brazos y pataleando las piernas.
  • Se activan las cuerdas vocales y el feto puede llorar. El feto puede chuparse el pulgar y se manifiesta el llamado calículo gustatorio (corpúsculo del gusto).
  • El feto mide ahora aproximadamente de 12 a 15 cms de longitud

Semana 20

  • El feto puede ahora volver todo su cuerpo de lado a lado y de enfrente hacia atrás.
  • Las uñas están ahora completamente crecidas y llegan a la punta de los dedos.
  • El feto ahora tiene un patrón de sueño regular.
  • El crecimiento rápido en este mes lleva al feto a pesar de media a una libra y mide aproximadamente de 15 a 17 cms de longitud.

Semana 22

  • El feto demuestra función y capacidad plenas del movimiento del ojo.
  • Y también puede oír el mundo exterior, con sus voces, sonidos y canciones.
  • En esta etapa, el feto manifiesta múltiples actividades: tose, tiene hipo, mira con los ojos entrecerrados y hasta frunce el ceño.
  • Mide alrededor de once pulgadas y media y pesa, más o menos, una libra.
  • El feto pesa aproximadamente 450 grs y mide de 17 a 20 cms de longitud.

Semana 24

  • La piel es de color rojo, arrugada y cubierta con un vello suave y fino.
  • Si nace en esta etapa, el feto pudiera sobrevivir mediante un cuidado intensivo, aunque los pulmones no están todavía funcionando completamente.
  • Los ojos ahora se pueden abrir conforme los párpados comienzan a separarse.
  • Ahora se pueden apreciar las huellas digitales en los dedos de pies y las manos.

Semana 26

  • Uno puede detectar el latido del corazón del feto, escuchándolo a través del abdomen de la madre.
  • La actividad del cerebro del feto demuestra que puede responder al sentido del tacto.
  • Además, responde a la luz que se refleja sobre el abdomen de la madre, moviendo su cabecita hacia la luz.
  • El feto mide aproximadamente de 22 a 25 cms de longitud.

Semana 28

  • El feto ejercita los músculos pataleando y estirándose.
  • Tornándose más activo, el feto se chupa el pulgar, llora y puede abrir y cerrar los ojos.
  • El feto tendría buenas probabilidades de sobrevivir si nace en esta etapa de su desarrollo.

El feto pesa unas 1500 grs y mide aproximadamente de 23 a 26 cms de longitud
En este momento podemos decir que el feto ya esta completamente formado dando ahora pasó al ultimo trimestre del embarazo en el cual completara su crecimiento hasta que para la semana 38-40 alcanza una talla de 36-38 cms y peso de 2500-3500 grs en promedio.

Cambios en su cuerpo durante el embarazo

enero 18, 2009 por  
Archivado Bajo Etapas del embarazo

Cambios en su cuerpo durante el embarazo

El Primer Trimestre

  • Se detiene su regla.
  • Sus pechos pueden ponerse más grandes y pueden doler.
  • Sus pezones pueden estar más sensibles.
  • Puede necesitar orinar más a menudo.
  • Puede sentirse muy cansada.
  • Puede sentirse nauseosa y puede inclusive vomitar.
  • Pueden antojársele ciertos alimentos o perder el apetito
  • Puede tener agruras o indigestión.
  • Pede estreñirse.
  • Puede ganar o puede perder peso

El Segundo Trimestre

  • Su apetito aumenta y la náusea y fatiga pueden disminuir.
  • Su abdomen comienza a crecer. A finales de este trimestre, el fondo del útero estará ceca de su parrilla costal
  • a piel en su abdomen y de los senos puede sentirse firme y dar comezón. Usted puede ver algunas estrías.
  • Su abdomen puede doler en un lado o el otro, ya que se estiran los ligamentos que sostienen al útero.
  • Una línea oscura, la línea nigra, puede aparecer en su abdomen, de su ombligo al vello púbico.
  • Podría mancharse su cara (cloasma o máscara del embarazo)
  • Sus areolas, la piel oscura alrededor de sus pezones, pueden oscurecerse más.
  • Sus pies y tobillos pueden hincharse.
  • Usted puede sentir su útero en su abdomen inferior.

El Tercer Trimestre

  • Usted puede sentir los movimientos del bebé fuertemente.
  • Puede sentir falta de respiración.
  • Usted necesita orinar más a menudo ya que el bebé desciende y coloca presión extra sobre su vejiga.
  • Puede salir de sus pezones el calostro–una pre–leche amarillenta, acuosa.
  • Su ombligo puede salirse.
  • Puede tener contracciones (dolor o acortamiento del abdomen). éstas pueden dar datos de trabajo de parto falso o verdadero

Embarazo postermino: Qué esperar cuando ha pasado la fecha de su parto y aún no ha dado a luz.

enero 7, 2009 por  
Archivado Bajo Etapas del embarazo

¿Cuándo se considera que está pasada de la fecha de su parto?

Un embarazo generalmente se completa entre 37 y 42 semanas. “Embarazo postérmino”, “embarazo prolongado” y ” embarazo pasado de la fecha” son todos términos que se usan para describir embarazos que duran más de 42 semanas. Cerca de 5% de los embarazos son postérmino.

¿Cómo se determina la fecha de mi parto?

La fecha de su parto se estima tomando como base el primer día de su último período y el tamaño de su útero (matriz) al comienzo de su embarazo. Además, un ultrasonido, puede también darle información a su médico acerca de qué tan avanzado está su embarazo.

Una forma segura de saber la fecha de su parto es contar desde el primer día de su último período. Sin embargo, muchas mujeres no pueden recordar el primer día se su último período y no están seguras de cuándo quedaron en embarazo. Además, usualmente es difícil determinar una fecha exacta si usted queda embarazada al poco tiempo de dejar de tomar píldoras para el control de la natalidad.

Un examen pélvico al comienzo de su embarazo para medir el tamaño de su útero puede ser útil. Si no está segura del último día de su último período, o si su útero es más pequeño o más grande de lo esperado, un ultrasonido temprano es útil.

¿Y si mi embarazo se pasa una semana de la fecha anticipada de mi parto?

Si su embarazo dura una semana o más después de la fecha anticipada de su parto, usualmente su médico comenzará a hacerle un chequeo más seguido de su bebé. Su médico revisará los latidos del corazón de su bebé usando un monitor fetal electrónico una o dos veces por semana. Además, puede hacerse un examen de ultrasonido para ver el líquido amniótico alrededor de su bebé. El ultrasonido puede usarse también para ver qué tanto se está moviendo su bebé. Usted debe continuar sintiendo el movimiento de su bebé a través de su embarazo. El movimiento fetal disminuido puede ser una señal de que necesita llamar a su médico.

Además, su médico puede comenzar a revisar su cérvix para ver si se ha dilatado y adelgazado. Pudiendo ser necesario tomar la decisión de inducir el trabajo de parto.

¿Y si mi embarazo se pasa dos semanas de la fecha anticipada de mi parto?

Muchos médicos inducen el trabajo de parto si una mujer está pasada dos semanas de la fecha anticipada de su parto. Esto se hace para evitar complicaciones tales como sufrimiento fetal, o un bebé que crece demasiado para poder nacer con facilidad por vía vaginal. El sufrimiento fetal ocurre cuando un bebé no recibe suficiente oxígeno. Entonces, la velocidad de los latidos del corazón del bebé disminuye y el bebé no puede tolerar el esfuerzo del parto.

Si el cérvix está cerrado y esto no facilita inducir el parto, y si los resultados de todos los exámenes del bebé son normales, algunos médicos permiten que el embarazo continúe durante una semana más.

¿Cómo inducirá mi médico el parto?

El parto puede ser inducido en algunas mujeres usando un medicamento llamado oxitocina que hace que las contracciones comiencen. La oxitocina se administra a través de las venas. Ésta comienza a actuar en una o dos horas.
El medicamento misoprostol es generalmente insertado a través de la vagina antes de la inducción para aumentar la elasticidad del cuello del útero, estimular las contracciones e incrementar el efecto de la oxitocina.
El trabajo de parto también puede inducirse en algunas mujeres rompiendo las membranas que contienen el líquido amniótico.

Parto Pretermino y su tratamiento

diciembre 21, 2008 por  
Archivado Bajo Etapas del embarazo

Alrededor del 10% de los embarazos puede terminar en un parto pretermino; podemos definirlo como aquel que se presenta antes de las 37 semanas de gestación. El 75% de los casos de parto pretermino son espontáneos y se implican múltiples factores en su etiología siendo los más importantes las infecciones, edad materna (menos de 18 o más de 40 años), el uso de drogas (tabaco, alcohol, cocaína), malformaciones del útero materno entre otras.

El tratamiento para el parto prematuro

¿Qué ocurre cuando una mujer entra en trabajo de parto prematuro y no para por su cuenta?  El parto prematuro a veces puede continuar aunque una mujer siga cuidadosamente las instrucciones del profesional de la salud.  Dos de los tratamientos comunes para el parto prematuro son la terapia con medicamentos y la actividad restringida.

Tratamiento con medicamentos

Las mujeres que desarrollan parto prematuro son usualmente tratadas con uno de varios medicamentos llamados tocolíticos.  Los nombres de estos medicamentos incluyen los bloqueadores de canales de calcio, la terbutalina, ritodrina, sulfato de magnesio, la indometacina, ketorolac y sulindac.  Estos medicamentos pueden parar las contracciones.  Se administran por vía intravenosa, oral o rectal dependiendo del medicamento.

Los tocolíticos pueden demorar el alumbramiento entre 2 y 7 días, ofreciendo más tiempo para tratar a la mujer embarazada con medicamentos esteroides.  Los esteroides (como la betametasona y dextametasona) aceleran la maduración de los pulmones y órganos del bebé.  Estos medicamentos reducen las muertes infantiles en un 30 por ciento.  También reducen el riesgo de dos de las más graves complicaciones del parto prematuro, la disnea respiratoria (en un 50%) y el sangrado cerebral (en un 70%).  El tiempo adicional también ayuda a tratar a la madre con antibióticos en el caso de que desarrolle una infección o deba ser trasladada a otra facilidad de cuidado de salud.

Actividad restringida

Algunos profesionales de la salud recomiendan que las mujeres limiten sus actividades para prevenir el parto prematuro.  El descanso en cama es recomendado generalmente, a pesar de las evidencias contradictorias sobre su efectividad.  Mientras que reducir las actividades diarias puede ayudar a la mujer embarazada a relajarse, el descanso en cama no ha demostrado reducir la tasa del nacimiento prematuro.

Las recomendaciones varían.  A algunas mujeres se les sugiere descanso varias veces durante el transcurso del día.  A otras se les sugiere el descanso en cama.  Algunos profesionales de la salud les sugieren a las mujeres que identifiquen actividades que puedan aumentar las contracciones y evitar dichas actividades.

La actividad restringida afecta a la mujer físicamente.  La mujer puede perder tonificación muscular y faltarle la respiración.  Después del alumbramiento necesitará recuperar la fortaleza muscular.  Períodos extensos en la cama también pueden aumentar el riesgo de coágulos de sangre.  También es recomendable que se eviten las relaciones sexuales.  Mientras la mujer descansa en cama, no es conveniente permanecer completamente quieta.  Con las instrucciones del médico, la mujer puede realizar movimientos de relajación y estiramiento.

Algunas mujeres se sienten aburridas, deprimidas o ansiosas cuando tienen que limitar sus actividades.  Otras se sienten aisladas.  No está fuera de lo común para una mujer y su pareja sentirse frustrados, enojados o resentidos.

Este es el momento para que la pareja se apoye, obtengan ayuda profesional si la necesitan y tratar de tener buen sentido del humor.

Una mujer puede tener sentimientos de culpabilidad durante este tiempo.  Aunque haya hecho todo correctamente, la mujer puede preguntarse, “¿qué hice mal?”  Hablar con consejeros profesionales, espirituales o con otras personas que han pasado por la misma situación puede ser de ayuda.

Algunas mujeres no pueden trabajar cuando tienen limitaciones en sus actividades, y la familia puede sufrir económicamente.  Dentro de la familia, los papeles y las responsabilidades pueden cambiar.  El cuidado de los niños, la preparación de las comidas y otros quehaceres del hogar pueden ser realizadas de forma diferente.  Es de ayuda tener una red de apoyo y esparcir las responsabilidades a través de ella.  Una mujer que vive sola necesita ayuda adicional durante este tiempo.

La hospitalización

Dependiendo de las circunstancias, el profesional de la salud puede recomendar que la mujer vaya a un hospital.  Si ella es hospitalizada por semanas o meses, las preocupaciones y los asuntos por largos períodos de tiempo son similares a los de la actividad restringida en la casa.


Cuando comienza el trabajo de Parto

diciembre 21, 2008 por  
Archivado Bajo Etapas del embarazo

¿Cómo saber si realmente estoy en trabajo de parto?

La única forma de diferenciar el trabajo de parto en su etapa temprana del verdadero trabajo de parto es por medio de un examen interno del cuello del útero. Las contracciones del verdadero trabajo de parto se tornan más fuertes, es difícil hablar en el transcurso de las mismas, tienen una duración más larga y se vuelven más frecuentes a medida que el trabajo de parto avanza. Estas contracciones harán que el cuello del útero se vaya adelgazando y abriendo y motivarán al bebé a bajar más a través de la pelvis.
Aquí hay algunas formas de ayudarle a diferenciar entre dolores de trabajo de parto verdaderos y falsos (o de “práctica”), también llamados contracciones Braxton-Hicks.

El trabajo de parto real

Contracciones

  • Pueden ser irregulares al principio
  • Generalmente se tornan regulares
  • Se van haciendo más prolongadas, más fuertes y más frecuentes
  • Caminar, generalmente las hace más fuertes
  • Recostarse no hace que desaparezcan
  • Casi siempre comienzan en la espalda y se mueven hacia el frente

Cuello del útero

  • Cambia al hacerse más delgado (borrado) y empieza a abrirse (dilatarse)

Trabajo de parto falso (o de “práctica”)
Contracciones

  • Generalmente son irregulares y cortas
  • No se hacen más largas, más fuertes ni más frecuentes
  • Pueden durar varios minutos
  • Recostarse puede hacer que desaparezcan
  • Se pueden sentir más en el frente y en la ingle
  • Sirven de ayuda para prepararse para el trabajo de parto real

Cuello del útero

  • Muy poco cambio o nada de cambio; el cuello del útero no se adelgaza ni se abre

Trabajo de parto prodrómico (Periodo inicial del trabajo de parto verdadero)
Contracciones

  • Pueden comenzar irregulares y volverse regulares.
  • Generalmente tienen un intervalo de 5 minutos o más.
  • Pueden sentirse fuertes, pero generalmente no son tan seguidas.
  • Acostarse generalmente no las hace desaparecer.
  • Pueden durar 24-36 horas sin mayores cambios en el cuello del útero.
  • Descansar y dormir puede ser un gran reto.
  • Es una práctica muy común que la envíen a su casa para descansar o esperar un trabajo de parto más fuerte.

Cuello del útero

  • Puede adelgazarse pero no dilatarse más de un centímetro.

Si esto ocurre, es muy importante beber mucho líquido y comer alimentos de alto contenido energético. Descanse tanto como sea posible e intente distraerse usted misma. Su pareja y los miembros de la familia pueden jugar un papel importante proporcionándole distracción y aliento. Comunicarse periódicamente con su médico o partera también puede ser de ayuda.

Un trabajo de parto en proceso

Existen diversas teorías de por qué comienza el trabajo de parto:

  • El envejecimiento físico de la placenta podría enviar insuficientes nutrientes para el feto.
  • El útero alcanza un punto crucial de distensión, lo cual puede provocar tensión en las fibras musculares y estimular su actividad.
  • Los impulsos nerviosos del útero a la glándula pituitaria posterior, podrían provocar una liberación de oxitocina (una hormona que provoca la contracción del útero).
  • El descenso en el nivel de la hormona progesterona puede causar cambios en el útero.
  • Las glándulas suprarrenales del feto, cuando maduran, podrían liberar una sustancia que estimula el trabajo de parto.
  • La liberación de prostaglandina de la pared del útero, podría iniciar un trabajo de parto.

¿Cuándo es el momento de ir al hospital?

La mayoría de los médicos y parteras recomiendan que se les llame cuando las contracciones son de cinco minutos entre una y otra, duran 60 segundos y han durado alrededor de una hora.

Cuando llame a su médico o partera, esté preparada para informarle de lo siguiente:

  • Cuánto tiempo transcurre entre una contracción y otra, su duración e intensidad, y si está llevando a cabo las técnicas de respiración.
  • Si se ha reventado o no la bolsa de agua, la hora en que se rompió y el color del fluido.
  • Si se han presentado manchas de sangre (la pérdida de mucosidad de color café claro, rosado o con puntos sangrientos del cuello del útero).

Se le dirá cuándo debe ir al hospital. Las nuevas investigaciones sugieren que las madres primerizas que pueden manejar las contracciones en casa, deben permanecer en casa hasta que les cueste respirar durante las contracciones. Salga con más anticipación si usted vive lejos del hospital que la va a atender, le preocupa no llegar a tiempo o tiene otra preocupación en especial.

¿Qué esperar en el hospital?

Cuando usted llegue al hospital, una enfermera revisará su presión sanguínea y temperatura. La enfermera quizás le tome también muestras de sangre y orina y le coloque algunos aparatos en su abdomen para monitorear los latidos de corazón del bebé y sus contracciones. Su médico le practicará luego un examen vaginal para evaluar la dilatación y adelgazamiento del cuello de su útero.
Dependiendo de la etapa de su trabajo de parto, del patrón de contracciones que presente, del grado de dilatación y del resultado del monitoreo del corazón de su bebé, será que su médico la admitan en el hospital o le recomienden volver a casa hasta que las contracciones se presenten más cercanas una de otra. Durante el trabajo de parto activo, las contracciones se presentan con un tiempo de menos de 5 minutos entre una y otra, duran de 45 a 60 segundos y el cuello del útero se dilata 3 centímetros o más. Es muy común que se sienta decepcionada y hasta avergonzada de ser enviada a casa por encontrarse en trabajo de parto temprano. Las actividades como caminar, ducharse, descansar, tomar líquidos, rentar películas o escuchar música relajante pueden ser de ayuda en la etapa temprana del trabajo de parto.

Después de haber leído esta articulo usted debe de ser capaz de reconocer cuando esta cerca la hora del nacimiento de su bebe, esto le brindara más confianza y tranquilidad.

Bebés que vienen de nalgas: ¿qué puedo hacer si mi bebé viene de nalgas?

diciembre 21, 2008 por  
Archivado Bajo Etapas del embarazo

¿Qué es un parto de nalgas?

Justo antes de nacer, la mayoría de los bebés vienen en posición con la cabeza abajo dentro del útero de la madre y esta es la razón por la cual la mayoría de los bebés cuando nacen asoman la cabeza primero. Algunas veces el bebé viene en posición de nalgas o de pies. Cuando un bebé está en esa posición antes de nacer se dice que es un parto de nalgas o que es un bebé que viene de nalgas. Muchos bebés están de nalgas al comienzo del embarazo pero la mayoría se voltean hacia la posición de cara hacia el final del embarazo. Los bebés que nacen prematuros tienen más probabilidad de venir de nalgas. Si hay más de un bebé en el útero a la vez uno o más de los bebés pueden estar de nalgas. Niveles anormales de líquido amniótico alrededor del bebé pueden traer como resultado un parto de nalgas. A medida que usted se acerca a la fecha de su parto, su médico podrá saber —por el examen físico, el ultrasonido o ambos— si su bebé viene de nalgas.

¿El parto de un bebé que viene de nalgas puede atenderse sin necesidad de una cesárea?

El parto de algunos bebés que vienen de nalgas puede atenderse sin peligro por medio de un parto vaginal. Sin embargo, pueden ocurrir más complicaciones si el bebé viene de nalgas. Un bebé que viene de nalgas puede ser demasiado pequeño o puede tener defectos de nacimiento por causa del parto de nalgas. Cuando los bebés que vienen de nalgas nacen por vía vaginal tienen más probabilidad de lesionarse durante o después del parto que los bebés que nacen de cabeza. Los bebés que nacen por vía vaginal en posición de nalgas también tienen probabilidad de desarrollar un defecto de nacimiento en el cual el orificio articular de la cadera y el hueso del muslo se separan. Las complicaciones con el cordón umbilical también tienen mayor probabilidad de suceder en los bebés que nacen por vía vaginal y vienen de nalgas; por ejemplo, el cordón umbilical tiene mayor probabilidad de comprimirse durante el parto, lo cual puede causar daño a los nervios y al cerebro debido a la falta de oxígeno.A pesar de que los bebés que vienen de nalgas pueden recibirse por vía vaginal, generalmente es más fácil y más seguro atender partos vaginales en los cuales la cabeza sale primero. Los médicos generalmente atienden los partos de los bebés que vienen de nalgas por medio de una cesárea. El parto por cesárea también involucra riesgos tales como sangrado, infección y mayor estadía en el hospital tanto para la madre como para su bebé.

 

¿Puedo hacer algo para ayudar si mi bebé viene de nalgas?

Es muy importante visitar su médico con regularidad durante su embarazo. El médico puede saber si su bebé viene de nalgas y ayudarle a planear qué hacer. Algunos médicos planean atender el parto por cesárea. Otros pueden darle a sus pacientes ejercicios para hacer en la casa que pueden ayudar a que el bebé se voltee a la posición de cabeza primero. Algunos médicos tratan de voltear el bebé dentro del útero de la mamá usando un procedimiento llamado versión cefálica externa. Si este procedimiento tiene éxito y el bebé se mantiene con la cabeza hacia abajo es más probable un parto normal por vía vaginal.

¿Qué es versión cefálica externa?

Versión cefálica externa es una manera de tratar de darle vuelta a un bebé de la posición de nalgas a posición en vértice (con la cabeza hacia abajo) mientras aún está en el útero de la madre. En otras palabras, versión cefálica externa significa voltear el bebé desde afuera del abdomen de modo que el bebé se coloque en posición con la cabeza hacia abajo. El médico utilizará sus manos en la parte externa de su abdomen para tratar de voltear el bebé.



Diagrama 1. El médico coloca sus manos sobre el abdomen moviendo el bebé arriba hacia afuera de los huesos pélvicos.



Diagrama 2. Se da vuelta al bebé ya sea hacia adelante o hacia atrás.

Diagrama 3. Se gira hasta que el bebé esté en la posición de vértice, es decir con la cabeza hacia abajo.

 

¿Cuándo se hace versión cefálica externa?

Versión cefálica externa se hace al final del embarazo; más o menos después de 37 semanas de gestación.

¿A quién le pueden hacer versión cefálica externa?

A muchas mujeres que tienen embarazos normales pueden hacerles versión cefálica externa. Las mujeres a quienes no se les puede hacer incluyen aquellas con una de las características siguientes:

·         Sangrado vaginal

·         Una placenta que está cerca o que cubre la apertura del útero.

·         Una prueba de estrés no reactiva.

·         Un bebé anormalmente pequeño

·         Un nivel de líquido amniótico bajo en el saco que rodea y protege el bebé.

·         Una frecuencia cardiaca fetal anormal

·         Ruptura prematura de membranas

·         Gemelos u otro embarazo múltiple

¿Cuáles son los riesgos de la versión cefálica externa?

La versión cefálica externa tiene algunos riesgos que incluyen lo siguiente:

·         Parto prematuro

·         Ruptura prematura de membranas

·         Una pérdida pequeña de sangre ya sea para el bebé o para la madre.

·         Sufrimiento fetal que puede conducir a un parto de emergencia por cesárea.

·         El bebé puede voltearse nuevamente a la posición de nalgas después de que se ha hecho la versión cefálica externa.

A pesar de que el riesgo de tener este tipo de complicaciones es pequeño, algunos médicos prefieren no tratar de hacer una versión cefálica externa.

¿Qué puedo esperar si mi médico y yo decidimos intentar una versión cefálica externa?

La versión cefálica externa usualmente se hace en el hospital. Antes del procedimiento, a usted le harán un ultrasonido para confirmar que el bebé viene de nalgas. Su médico también hará una prueba de no estrés para asegurarse de que la frecuencia cardiaca del corazón del bebé es normal. Le extraerán un tubo con una muestra de sangre y notificarán a un anestesiólogo en caso tal de que necesiten atenderle un parto de emergencia por cesárea. Le administrarán un medicamento en el brazo, a través de una vena, con el objeto de relajar los músculos en el útero. Este medicamento es muy seguro y no tendrá riesgo alguno para su bebé. Mientras usted está acostada el médico colocará sus manos en la parte exterior de su abdomen. Después de localizar la cabeza del bebé el médico tratará con cuidado de voltear el bebé hacia la posición de cabeza primero.

¿Qué sucede después del procedimiento?

Cuando el procedimiento se completa su médico realizará otra prueba de no estrés. Si todo es normal, usted no tendrá que quedarse en el hospital. Si el procedimiento no tiene éxito, su médico hablará con usted acerca de la posibilidad de tener un parto por vía vaginal o por cesárea enseguida. Su médico también puede sugerirle repetir la versión cefálica externa.

¿Cuál es la probabilidad de éxito de la versión cefálica externa?

La probabilidad de éxito de la versión cefálica externa depende de varios factores; entre ellos:

·         Qué tan cerca está usted de la fecha de su parto

·         Qué tanto líquido hay alrededor de su bebé

·         Cuántos embarazos ha tenido usted

·         Qué tanto pesa su bebé

·         En qué posición está la placenta

·         En qué posición está su bebé

La probabilidad de éxito promedio es aproximadamente 65%. Aun si el procedimiento funciona al comienzo, todavía hay una probabilidad de que el bebé se voltee de nuevo a la posición de nalgas.


 

Siguiente Página »